Entrevista a Arantza Meca, profesora de judo de ANA

El judo es un deporte de respeto, y todo esto se puede aplicar a la vida

PAULA PARCHA.- Arantza Meca San Martín, natural de Navarra, es profesora de judo y defensa personal. Es cinturón negro 5º dan de judo. Con ocho años empezó a practicar judo y tuvo una etapa competidora hasta el año 2003 que se retiró. Ahora es la entrenadora de judo de niños con Trastorno del Espectro Autista. Compagina este trabajo con la carrera de Magisterio y Pedagogía Terapéutica.

Arantza Meca

Si desea leer la entrevista al completo puede descargarla en PDF.

Paula -¿Por qué se realizan este tipo de actividades con niños con Autismo?

Arantza -Yo tengo experiencia como profesora y un día me plateé por qué no se podía enseñar judo a niños con necesidades educativas especiales, sobre todo con discapacidad intelectual. Por eso sugerí al colegio Isterria, donde llevo trabajando desde el año 2003, realizar la actividad. Además, la Asociación Navarra de Autismo no ofrecía esta actividad y, bajo mi punto de vista, es muy interesante en todos los niveles y para todas las personas en general. Luego se puede particularizar por qué es bueno también para estos niños.

 P-¿Qué tiene el judo?

A-Es un deporte de contacto en el que no hay agresividad porque no están permitidos los golpes. Es un deporte en el que tu te agarras con tus compañeros, y después proyectas. Si es cierto que yo adapto, de alguna manera, el judo a estos niños. En judo se puede inmovilizar, estrangular, y luxar. En este caso, con los niños con Autismo ni se estrangula, ni se luxa; se juega a inmovilizar. Esto es contacto físico, y para estos niños es un gran paso.

Por ejemplo, en la Asociación Navarra del Autismo estamos haciendo una colaboración previa con las familias. Yo tengo unos objetivos marcados que son los que presenta el programa, pero además de estos objetivos, yo pregunté a las familias qué esperaban de este deporte. Nos encontramos con respuestas como que mejore el nivel motriz, que pueda ser capaz de entender que hay rutinas establecidas, aceptar que hay un orden, habilidades sensoriales… Otras familias tenían como objetivo que sus hijos hicieran deporte y sobre todo pedían que fueran felices.

Lo bueno que tiene el judo es que los niños interactúan entre ellos y tienen contacto físico. Tienen que aprender a diferenciar lo que es un empujón de un “disculpa me he tropezado”, aprenden a hacer filas para hacer los ejercicios y son conscientes de que hay que esperar un turno. El judo es un deporte de respeto, y todo esto se puede aplicar a la vida.

Anuncios

Un comentario en “Entrevista a Arantza Meca, profesora de judo de ANA

  1. Pingback: Acompáñame, mamá | SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s