Necesidad de darse a conocer

AMAIA RODRÍGUEZ.- Toto Txokoa es un proyecto conocido por pocas personas. Aún comenzando, ya consta de una página web, aunque la difusión de esta misma no es amplia. Este proyecto de Karlo Kordoba tiene la intención, entre otras cosas, de formar un criadero de loros para ayudar a personas con problemas similares a las de su hijo Egoitz. No obstante, el uso de estos animales como terapia es poco conocido entre las personas. Hemos salido a la calle para preguntar a tres estudiantes qué conocen sobre este tema.

Nerea Velasco (21 años) estudia la carrera de INEF en Madrid. Descrita por ella misma como amante de los animales, desconoce que los loros pueden resultar de gran ayuda para muchas personas.

P: Si le preguntase por algún animal con el que se realizasen terapias, ¿cuál me diría?

R: Indudablemente el perro. Es el animal que más se conoce que ayude a las personas. Yo, por ejemplo, tengo una amiga invidente que va con su perra de un lado para otro. También sé que son buena compañía para los niños autistas. Estos pobres pequeños tienen muchos problemas para comunicarse con las personas, pero con los animales parece que hacen más migas. No he oído de ningún otro animal con el que se haga terapia. Sé, además, que los perros son buenos también con personas con dificultades para moverse, hay varias asociaciones que lo están probando y parece que funciona. Los perros parecen los animales más adecuados para realizar cualquier tipo de terapia con personas con algún tipo de problema o enfermedad. Por algo se les llama los amigos del hombre…

P: ¿Sabía usted que precisamente con los niños autistas la terapia con loros resulta de gran ayuda?

R: No, la verdad es que no tenía ni idea. Lo único que sé de los loros es que hablan mucho y hacen poco. O eso dan a entender cuando los tienen todo el día en una jaula dentro de las tiendas de mascotas. Sí que es cierto que alguna vez estuve buscando trabajos con animales para personas discapacitadas, por mis estudios de INEF, pero no encontré en internet nada que se asemejara a trabajar con loros. Sé de buena tinta que los caballos también tienen buen reconocimiento, con la equinoterapia, o que el cuidado de cualquier mascota en general ayuda a la concentración de las personas. Pero nunca había oído sobre alguna terapia con loros.

P: ¿Sabía que en Madrid mismo hay dos criaderos de loros?

R: Tampoco sabía eso. La verdad es que no sabía que podía haber tantos loros en una sola ciudad como para montar dos criaderos [risas]. Si soy sincera, creo que el principal problema de que yo ahora no sepa qué contestar es que no se da nada de bombo a esto. Sí se anuncian muchas tiendas de mascotas, con sus perros y sus peces, pero no se dice nada de los loros. Tampoco había oído nunca nada sobre las terapias con loros, y mucho menos pensaría que son buenas para tratar con personas autistas, cuando parecen animales más bien peligrosos.

Otra estudiante que quiso responder a una preguntas que parecían sonarle a cuento chino fue Aitziber Guembe, de 20, estudiante de Arqueología en Barcelona.

P: ¿Cónoce Toto Txokoa?

R: Sí, me suena por el concierto benéfico que dieron en octubre en la Totem. Tocaba Bocanada, uno de mis grupos favoritos, así que por eso sé que es una asociación que busca recaudar fondos, aunque tampoco tengo mucha más idea de qué va esta asociación.

P: ¿Cree que dar un concierto benéfico es una buena forma de publicitarse?

R: Sí, me parece algo fundamental para darte a conocer. Al final, la música es lo que más nos llama a todos. En fin, ¿quién no la escucha? Además hicieron bien en escoger a Bocanada, porque el cantante es hermano del vocalista de Marea, así que atrae a mucha más gente ya por el apellido Romero. Además, por la zona de Pamplona este estilo de música gusta, así que supongo que habrían cumplido sus objetivos.

P: El anuncio del concierto salía, además de en la página de Facebook de la asociación, en anuncios publicitarios de radio. ¿Qué otras formas piensa que hay para dar a conocer un evento como este?

R: Principalmente, en la propia página web del grupo de música. Y, después, en las redes sociales. Cuantos más sitios web llenes con la información, más rápidamente llegará y a un grupo mayor de gente. Pero, sobre todo, un ingrediente fundamental del éxito de estos eventos es el boca a boca. Hacer correr el rumor y que dé buenas sensaciones es lo que motivará a las personas a acudir y ayudar a esta asociación. Bien es cierto que, para que el rumor se haga bueno y potente, hacen falta más conciertos y más dedicación. Esto no se construye de la noche a la mañana, sino que hay que madurarlo poco a poco.

También pudimos conversar con una amante de la naturaleza, la estudiante de Farmacia en la capital navarra Paula Aldave. Esta joven universitaria vive en Burutain, un pueblo cercano a Pamplona, donde convive con todo tipo de animales, aunque los loros no están dentro de ese abanico de posibilidades.

P: ¿Cuántas veces ha oído hablar de la terapia con loros?

R: Creo que esta es la primera vez que escucho hablar sobre ello.

P: ¿Y qué le sugiere?

R: Al ser terapia, supongo que ayudará a personas con problemas, pero no tengo ni idea de qué tipos de problemas tienen que ser para que un loro sea una buena ayuda. Puede que a personas con problema de habla, al ser unos animales que parece que no paran de hablar y hablar…

P: Algunos estudios dicen que son unos animales que se acoplan muy bien a las personas. Hay una asociación que quiere poner en marcha esta terapia en Pamplona, Toto Txokoa. ¿Ha oído hablar de ella?

R: Reconozco que me resulta familiar su nombre, pero no sé por qué. Si ahora mismo me preguntases sobre sus objetivos, no sabría qué contestar. Por lo que me has contado, tiene que ver con algo de los loros, pero no tengo ni idea de nada más allá de su nombre y uno de sus objetivos.

P: ¿Qué forma cree que sería posible para dar a conocer esta asociación?

R: Para los estudiantes y gente joven lo mejor es dentro de las redes sociales tales como Facebook o Twitter. Es de lo que más pendientes estamos. También creo que, con algún anuncio en la radio, se llegaría a más personas, pues hay mucha gente que escucha la radio a todas horas. Otra forma de darse a conocer sería publicando algún anuncio en el periódico. No sé cómo está de precios, pero imagino que no debe ser muy caro, y más cuando se trata de una entidad como esta de la que estamos hablando, con un fin solidario y nada lucrativo.

Así pues, uno de los problemas mayoritarios que hemos podido observar es la falta de información que tienen las personas sobre la terapia con loros y, mucho menos, sobre alguna asociación dedicada a ello. Es por eso que Karlo Kordoba intenta darse a conocer mediante la organización de eventos solitarios. Pero esto no es suficiente. Aunque ya han empezado con la página de Facebook, la publicidad y el eco para este tipo de organizaciones son fundamentales si uno de sus objetivos es, como en el caso de Toto Txokoa, conseguir financiación que permita llevar a cabo el proyecto. Por eso, una de las conclusiones que sacamos a partir de una declaración de la estudiante de Farmacia es que los medios de comunicación son la base de todo proyecto si uno de los intereses prioritarios es darse a conocer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s