Marta Guardado: “A la hora de trabajar, la danza no entiende de discapacidad”

  • Nos gustaría evolucionar como escuela y que ellos pudieran recibir algún título a nivel artístico”
  • En momentos en los que cualquiera se quedaría bloqueado, Marta Guardado admira la tranquilidad y recursos que sus alumnos demuestran  a la hora de reaccionar
  • “Hay gente sin discapacidad que no baila, y yo tengo alumnos muy buenos y con mucha técnica ”

CELIA ERICE GARCÍA.- Marta Guardado es trabajadora social en Fundación Atena por las mañanas. Al tratarse de una organización sin ánimo de lucro, la financiación externa resulta un factor muy importante y es Marta quien solicita cualquier tipo de subvención o beca. Por la tardes, Marta deja a un lado esa primera tarea para dedicarse de lleno a sus alumnos en las clases de danza. Practicando ballet desde los cuatro años, estudió Danza Clásica Contemporánea en la escuela Almudena Lobón e hizo la carrera de Trabajo Social en la Universidad Pública de Navarra. Su iniciativa solidaria le llevó a participar en proyectos solidarios a nivel europeo y local con, por ejemplo Paris 365. Cada tarde imparte clase a alumnos de edades entre los seis y los sesenta y cinco años. “Disfrute” es la palabra que según ella mejor define sus clases: “Disfrute, tanto por mi parte como por la de mis alumnos”. A la hora de describir a sus alumnos, después de soltar una sonrisa, destaca un adjetivo: La pasión.

¿Cómo llegaste a trabajar en Atena?

Atena me pareció un lugar perfecto para mí por haber estudiado Danza Clásica Contemporánea toda mi vida y la carrera de Trabajo Social; era la mezcla perfecta. Desde el principio me llamó mucho la atención. Fui muy pesada y al final conseguí trabajar aquí. Nunca me hice a la idea de que fuera tan bonito y tan interesante.

¿Qué aporta la danza a las personas con discapacidad?

La danza aporta a toda persona, tenga o no discapacidad, un montón de cualidades desde elasticidad, coordinación, fuerza, control postural, facilidades a nivel social para entablar relaciones, mejorar la cohesión grupal, el respeto por los demás, el aumento de autoestima, la imagen personal. Es un espacio en el que poder liberarse y abrirse a la improvisación, a la imaginación.

¿Qué capacidades pueden llegar a desarrollar tus alumnos con la danza?

La danza al final se convierte en una vía de expresión. Aquellos que pueden presentar problemas en el habla encuentran otra manera de expresar tus sentimientos utilizando tu cuerpo y no la voz, por ejemplo.

¿Cómo se organizan las clases de danza?

Siempre siguen una estructura. Empezamos haciendo un saludo, calentamos, utilizamos la barra, hacemos ejercicios a nivel grupal y siempre acabamos con una despedida. Intentamos que se vayan alegres y satisfechos de su trabajo. Es algo que se merecen.

¿Con qué dirías que tus alumnos disfrutan más?

La improvisación es un momento en el que, acostumbrados a seguir una pautas diarias para todo, pueden dejarse llevar por la música y demostrar todo lo que pueden expresar. Creo que es lo que más les pueden gustar. Y a nivel general a las profesoras nos gusta crear situaciones para ponerles a prueba y ver cómo reaccionan. Es otra forma de cumplir objetivos pedagógicos.

¿Qué es lo que más te llena de tu trabajo?

El contacto con el alumnado. Me aportan muchas cosas. Yo les doy clase, pero ellos me enseñan mucho a mí también. Así como en el mundo del arte hay mucha competitividad, muchos delirios de grandeza, aquí lo que veo es otra cara totalmente distinta. El compañerismo, ayudarse unos a otros, respetar, aplaudir al resto. Reconocer el trabajo de los otros. A veces en el mundo del arte esto se olvida o directamente no existe. Es algo que deberíamos aprender.

Marta Guardado durante la entrevista en la Fundación Atena

Marta Guardado, profesora de danza en Atena, acabó la carrera de Trabajo Social y ha estudiado Danza Clásica Contemporánea desde los cuatro años. C.E.

¿Cómo es tu relación con los alumnos?

Buenísima. De ellos recibo muy buenas sensaciones. Las personas creen que trabajar con ellos supone un esfuerzo y mucha paciencia y no es así. Trabajar con ellos es un gusto. Son muy trabajadores. Son ellos los que tienen paciencia conmigo.

¿Cómo conseguís motivar a vuestros alumnos?

Cuando son pequeños intentamos hacer clases lúdicas, un poco más divertidas; siempre buscando objetivos tanto a nivel artístico como pedagógico pero de forma que ellos puedan elegir qué canciones utilizar, el orden de los ejercicios, el saludo… Les damos un margen para elegir. De ese modo conseguimos despertar más su interés.

¿Cómo evidenciáis las mejoras del alumnado?

Tenemos una serie de indicadores diarios. Cada vez que impartimos una clase valoramos la participación, la realización y cumplimento de los objetivos tanto a nivel artístico como pedagógico. Se valora en un registro que, a final de curso, sirve para ver una evolución que se entrega a la familia en forma de registro. De esa manera pueden ver la evolución del alumno. Cada profesora es tutora de un grupo. Si la familia quiere preguntar cualquier cosa, se pueden realizar citas individuales y también se organiza una reunión a final de curso donde, en un video, les enseñamos lo que van haciendo en cada una de las cuatro actividades.

¿Qué es lo que más te satisface como profesora?

Valoro que ellos disfruten. Cada vez que veo una evolución es un orgullo para mí y lo valoro mucho porque sé el esfuerzo que supone. Cuando yo veo que ellos están haciendo un ejercicio y tienen los recursos suficientes gracias al trabajo que han hecho conmigo y los saben utilizar y hacen algo bonito que todo el mundo va a poder apreciar siento que lo que hago está sirviendo para algo.

Siendo la danza algo tan complejo y técnico, ¿cómo se consigue que los alumnos exploten su potencial hasta llegar a un buen nivel?

Creo que en ese sentido la danza no entiende de discapacidad. Yo les digo que para bailar bien hay que trabajar, repetir, escuchar y repetir de nuevo…y eso lo entienden a la primera. Tienen mucha paciencia y tesón y no hay que hacer nada en especial para que ellos trabajen. Son realmente trabajadores.

¿Qué ves en tus alumnos que a ti como profesora te sorprenda?

Lo que veo en ellos es que, en momentos en los que cualquier persona se quedaría bloqueado, tienen muchos más recursos y tranquilidad para reaccionar. En ocasiones cuando falta un elemento del atrezo o no veo a una persona, ellos continúan. Solucionan el problema de la manera que pueden y continúan. No se bloquean como nos pasaría a ti o a mí. Creo que no pensar en el “qué dirán” es muy bueno en momentos como ese a la hora de saber reaccionar.

¿Tiene Atena algún proyecto en mente de cara al futuro?

Sí. Tenemos muchas ideas. Nos gustaría evolucionar como escuela. Lograr que ellos reciban algún título a nivel artístico; así como pueden conseguirlo otras personas en diferentes escuelas de arte, ya que ellos valen y tienen potencial, por qué no iban a poder recibir una certificación de esas destrezas a nivel social.

¿Qué mensaje mandarías a todas aquellas familias con un miembro con discapacidad que creen que por ese motivo no puede llegar a conseguir estos objetivos?

Tendemos a etiquetar a la gente y creer que las personas con discapacidad no pueden hacer nada. Y hay mucho que pueden hacer. Es solo probando cuando descubres todo lo que tienen y de lo que son capaces. A nivel artístico es sorprendente la capacidad que tienen para trasmitir sentimientos. Sobre todo en el escenario, llegan mucho al público. La discapacidad la pueden tener en unos aspectos, pero no en todos. Así como yo tengo más habilidades en unas cosas y en otras menos, ellos también. Hay gente sin discapacidad que no es capaz de bailar, y yo tengo alumnos muy buenos, con mucha técnica y con muchos años detrás practicando la danza con una capacidad de expresión muy buena. No hay que ponerse trabas desde el principio. Los límites se ponen solos.

Colabora con 1 euro al mes con Atena y visita su página de Facebook y Twitter.

Anuncios

3 comentarios en “Marta Guardado: “A la hora de trabajar, la danza no entiende de discapacidad”

  1. Pingback: Saludos improvisados, clase de danza en Atena | SOLIDARIOS

  2. Pingback: Fundación Atena: 13 años, 13 hitos | SOLIDARIOS

  3. Pingback: Fundación Atena, el arte de superarse | SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s