Consumo precavido de sustancias y pautas para efectuarlo

DIEGO PREGO.-

La asociación colaboradora en la investigación de la UPV, Ai laket, es una asociación sin ánimo de lucro que por medio de su trabajo y dedicación busca minimizar algunas de las consecuencias más nocivas derivadas del uso de sustancias lícitas o ilícitas. La metodología de Ai laket parte de su cercanía con el colectivo de personas usuarias, cuyas demandas y necesidades intenta recoger. La directora y coordinadora de la asociación, Miren Ugarte, afirma que el hecho de que la asociación esté formada por personas usuarias y ex-usuarias de drogas, pertenecientes a muy diferentes ámbitos, favorece el desarrollo del mismo, ya que disminuye la desconfianza de los potenciales usuarios y facilita la comunicación de igual a igual. Este factor es determinante cuando este tipo de iniciativas tienen éxito. La directora aclara que las actividades que propone su colectivo se dirigen, sobre todo, al sector de la sociedad que representa los usos actuales más frecuentes, no se trata de personas dependientes en ambientes marginales, sino de aquellos que utilizan las sustancias con fines recreativos, en contexto de fiesta durante el tiempo de ocio, y que se compone mayoritariamente de personas jóvenes usuarias de diversas sustancias, legales e ilegales. “Sin embargo, creemos que muchas de las líneas de trabajo que planteamos pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de todo tipo de personas usuarias, así como proporcionar información a personas no usuarias y a colectivos concretos, tanto ciudadanos como profesionales”, añade Miren.

En la actualidad la asociación cuenta con cuatro personas asalariadas y más de sesenta personas voluntarias trabajan desde una acción de ciudadanía, se interesan por acercar una información objetiva, real y pragmática sobre drogas para ofrecer una acción preventiva más acorde con las necesidades de la gente joven y la actualidad. Ai laket colabora, con diversas entidades, como el Gobierno Vasco, 33 ayuntamientos del País Vasco, las tres Diputaciones o la Facultad de Química Orgánica de la Universidad del País Vasco. Una de las labores realizadas por Ai laket ha sido el Programa Testing, diseñado por la asociación y financiado por la Dirección de Drogodependencias del Gobierno Vasco. Este programa se centra en las intervenciones preventivas en espacios de ocio, ofreciendo un servicio de información y análisis de drogas. La coordinadora comenta que este proyecto específico persigue como estrategia de logro tanto la transmisión de información sobre riesgos de uso de sustancias como de los riesgos asociados al consumo de drogas de forma creativa y la reducción de riesgos del mismo. “Durante estos doce años de andadura del programa Testing, nos han demostrado que este tipo de intervenciones aportan una gran efectividad a la hora de contactar con las personas usuarias, especialmente las más jóvenes, que difícilmente se interesarían por otro tipo de dispositivos preventivos”, confiesa la directora de la asociación. Gracias al programa, además de conocer el contenido de lo que van a consumir, pueden recibir otras informaciones complementarias, plantear consultas de todo tipo y, en definitiva, reducir los riesgos.

La coordinadora del programa asegura que la sustancia que más ven en las fiestas a las que acuden son el alcohol y el tabáco. “Si nos fijamos en los datos obtenidos del análisis de sustancias del programa Testing, vemos que las sustancias más entregadas para ser analizadas sin derivados del cannabis, hachís y marihuana, seguidos de la anfetamina, cocaína, MDMA y otras”. En el siguiente gráfico se recoge el número de muestras analizadas en el programa Testing durante el año 2013:

gráfico drogas

Para abordar el componente adictivo de las drogas es importante tener en cuenta los factores que influyen en las consecuencias de un consumo que no sólo radica. Factores que no sólo radican en el potencial adictivo o en la edad de la persona consumidora. Miren Ugarte afirma que siempre hay una primera experiencia con cada sustancia en concreto. “Antes de tomar cualquier decisión sobre el consumo debemos tener en cuenta los factores que influyen a la hora de consumir una sustancia: la persona, la sustancia y el contexto. Si un vértice de estos tres se tambalea, la experiencia puede ser que no sea positiva y se tuerza”.

En primer lugar, acerca del factor sustancia la asociación aclara: “Sabemos que hay mucho tipos, todas no nos tienen que gustar otras puede ser que nos gusten. Dentro de las sustancia proponemos como pilar necesario el hecho de tener una información veraz y objetiva. No es lo mismo consumir cannabis que consumir opio. Debemos centrarnos en saber qué queremos y que no. Para ello, la composición, la vía de administración, etc. es fundamental”. Por otro lado, con respecto a la persona o individuo, se recuerda que “tenemos que ser conscientes de que todos somos diferentes, que lo que durante una temporada nos gustaba ya no nos gusta y que durante la vida vamos evolucionando cambiando de forma de ser, aprendiendo…,  y que la diferencia es deseable”. Por último, el tercer factor que interviene en el consumo es el contexto. “No es lo mismo consumir en casa con tu familia que en el local con la cuadrilla, por ejemplo”. A estos tres factores se suma la accesibilidad, aspecto que se considera un factor de riesgo que puede hacer que se consuma con más frecuencia de la deseada. “La accesibilidad a las sustancias es una cuestión que varía en función de los consumos de las personas, del género, del entorno, o incluso de los lugares de ocio”. El alcohol y el tabaco son con mucha diferencia las más accesibles. Según encuestas propias de Ai Laket a estas dos sustancias les siguen los psicofármacos, independientemente del que se haga de ellos. En cuanto a sustancias ilícitas, el cannabis es la más accesible, simplemente porque es la sustancia ilegalizada más consumida en el País Vasco y Navarra. Le sigue la anfetamina, la cocaína, y ya con menos accesibilidad el MDMA, la ketamina, heroína y lsd.

Una vez explicados los diversos factores que varían las consecuencias negativas de un consumo, se entiende que es la forma de consumo la que determina las consecuencias más o menos perjudiciales del consumo. Ahora bien, sin olvidar que hay sustancias con un mayor potencial adictivo y actitudes más o menos compulsivas. La directora de Ai Laket asegura que “más que hablar de qué tipo de droga puede ser perjudicial, en general, podemos basarnos en las evidencias, por ejemplo, consumir sin haber alcanzado una edad mínima o un desarrollo físico y emocional mínimo, aumentan los riesgos”.

Desde la asociación se ofrece un listado de pautas generales para una intervención, centrando la información y adaptándola a la persona. Dentro de este listado se destacan los siguientes puntos para un consumo adecuado:

  1. La ignorancia es un gran riesgo, infórmate. Todos los viernes puedes recoger información y analizar en el punto fijo de Ai Laket.
  2. Decide tú cuando vas a consumir y que no lo hagan por ti. Tampoco trates de imponer tu decusión de consumir al resto del grupo.
  3. Planifica lo que vas a tomar en una noche. Si quieres evitar desfalcos en tu propia cuenta: sacad dinero en metálico y deja la tarjeta en casa.
  4. Cada persona tiene un peso, una tolerancia diferente. No se trata de llevar el mismo ritmo, de entrar en competiciones ni de consumir lo mismo que el resto.
  5. Las mezclas pueden enturbiar una experiencia placentera.
  6. Si fumas, evita la entrada de mayor cantidad de alquitrán usando filtros de algodón. Con el alcohol hidrátate con agua, zumos, refrescos… Si esnifas, evita la transmisión de enfermedades infecciosas (hepatitis C) y que se dañen las fosas nasales, utilizando un turuto (tubo para aspirar) limpio y de forma individual. Es conveniente alternar las fosas nasales, picar bien la sustancia y limpiarse con suero fisiológico, evitarás sangrados y úlceras.
  7. Ten en cuenta la dosificación: por ejemplo, el MDMA es activo a partir de 1 mg por 1 kg que peses. El MDMA, en vez de echarlo al vaso y que cada persona beba de él, es más controlable meterlo en cápsulas o hacer ‘bombetas’ en papel de fumar
  8. Después de la subida viene la bajada. Descansa, procura alimentarte y evita tomar decisiones importantes.

Del mismo modo, igual que es importante conocer los riesgos del consumo y llevar un consumo adecuado y precavido, hay que saber qué consecuencias médicas tiene el consumo para la salud. El doctor Jesús Lorenzo, médico de familia con experiencia en psiquiatría, explica los efectos de un consumo regular de drogas en el organismo humano: “La toma de sustancias actúa a nivel del sistema nervioso central, modifican los neutro transmisores normales del sistema nervioso, por lo tanto, se altera la comunicación normal entre las neuronas. Si esto se hace de forma crónica puede modificar el funcionamiento normal y desencadenar cuadros psiquiátricos”. En los centros de desintoxicación la primera alternativa que se ofrece al consumo de drogas es la metadona. Según el doctor Lorenzo, la metadona es como la heroína, “la única diferencia es que se puede administrar por vía oral y podemos modificar mejor las dosis y conseguir disminuirla progresivamente, y además se evitan los problemas de la administración intravenosa”. Lorenzo asegura que, en realidad, los programas de metadona son para mantener controlados a los adictos. “Las adicciones se curan evitando el contacto con la sustancia, no sustituyéndola por otra”, concluye el médico. Tras un consumo regular durante un largo período, una ruptura absoluta con las drogas da lugar a los llamados síndromes de abstinencia,  “El organismo precisa la sustancia para seguir funcionando, hay un trastorno del funcionamiento. Se producen gran cantidad de síntomas psíquicos y orgánicos”.

En conclusión, tras aceptar una realidad en la que el consumo de drogas es inevitable en la sociedad y mercado ilegal de sustancias continúa vigente, es recomendable conocer los riesgos del consumo y, al mismo tiempo, llevar a cabo un uso adecuado de estas sustancias. Por consiguiente, se ha de tratar: el aspecto químico de las sustancias para conocer su composición, tal y como se ha demostrado en la investigación del doctor en química, Miranda; el aspecto social que muestra la asociación Ai Laket, con sus recomendaciones sobre el consumo, y el aspecto médico y sanitario para ver los efector perjudiciales en el organismo humano y sus reacciones. Por último, se ha intentado plasmar que las consecuencias negativas derivadas del consumo de drogas no dependen sólo del qué se consume, sino del quién, del cuándo (se ha convertido en rutina o no), con quién, dónde…, y otros factores como la accesibilidad a la sustancia o el patrón de consumo. La responsabilidad de la adicciones no la tienen las sustancias, sino las personas.

Anuncios

Un comentario en “Consumo precavido de sustancias y pautas para efectuarlo

  1. Pingback: ANTOX: Investigar, prevenir y rehabilitar | SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s