Bittori Errotaberea: madre, profesora, luchadora

RAFAEL CASTRILLO.- Bittori Errotaberea (Elizondo, 13 de julio de 1973) estudió magisterio en educación infantil, y el curso pasado sacó un grado en Educación Primaria. También obtuvo el título de euskera (EGA), para poder ejercer como maestra en el modelo D, de euskera. Tiene por afición el baile, especialmente las Euskal Dantzas, además del Pilates.

En 2009 hace oposiciones a maestra, las aprueba y obtiene una plaza para educación infantil en el colegio Patxi Larrainzar de Pamplona. Fue entonces cuando empezó a vivir en la Chantrea, hace ahora diez años. Cuando se quedó embarazada de gemelos obtuvo la baja por maternidad, y después de dar a luz a Ainhoa y Martín tuvo un año de excedencia retrasando las practicas obligatorias que debía hacer. Al año siguiente las hizo en el colegio público Sarriguren, donde continúa trabajando a día de hoy.

Bittori Errotaberea en la terraza de la asociación Eunate. RAFAEL CASTRILLO.

Bittori Errotaberea en la terraza de la asociación Eunate. RAFAEL CASTRILLO.

Bittori se describe a sí misma como una mujer de temperamento fuerte, pero a la vez sociable. Dice que lo que más aprecia es la colaboración desinteresada de las personas. Ella colabora en el colegio de sus hijos en extraescolares y otros menesteres para facilitar el funcionamiento de la entidad, y dice que lo sorprendente es que los padres en el colegio García Galdeano son muy participativos para aprovechar los pocos recursos que se tienen.

Cuando Ainhoa y Martín nacieron, su marido, Ignacio Toni, y ella quedaron en shock. Ainhoa era sorda profunda, consecuencia de un parto muy prematura (nacieron a los seis  meses). A la pequeña, que ahora tiene cinco años, se le implantó, y fue ahí donde comenzó la labor de Bittori y su marido, junto a la asociación Eunate, que les ofreció su apoyo.

Dice Bittori que es algo que no puede afrontarse con filosofía; siempre es duro saber que tu hija es sorda, y, como ella misma dice: “Entierras el ideal de la hija que ibas a tener, cambias tu proyecto de vida”. El apoyo de su pareja fue vital en este proceso.

Como madre, Bittori que la situación de Ainhoa es una lucha diaria contra todos los impedimentos que esta discapacidad le impone a su hija. “Lo más importante es poner los pies en la tierra y saber lo que estás viviendo”, asegura, “porque nunca te adaptas a ello en realidad. Convives, no te adaptas”. La discapacidad de Ainhoa se ha convertido en el centro de su vida, y el miedo a que sea difícil escolarizar a Ainhoa en igualdad de condiciones, que reciba las ayudas necesarias, etcétera… es una carga que se le ha impuesto, y que trata de llevar con una sonrisa en la cara siempre que puede.

Si quieres saber más conecta con EUNATE en FacebookTwitter, YouTube o en su página web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s