Saludos improvisados, clase de danza en Atena

CELIA ERICE.– Marta Guardado se reúne, como cada miércoles a las 18:30, con sus alumnos de danza en Atena. Cada curso los alumnos son divididos en diferentes grupos a la hora de recibir las clases. Los grupos tienen el nombre de una zona de Pamplona y se organizan según las edades de los alumnos. De esta forma, es mucho más fácil organizar a los numerosos grupos que acuden por las tardes a la escuela. Esta vez, el primer grupo en impartir la clase es el grupo “Media Luna”.

Atena clases de danza y música

Marta Guardado, profesora de danza y María Lasarte, profesora de música, pasando lista junto con dos de los grupos de Atena. C.E.

Como en todas las clases, uno de los alumnos pasa lista junto con la profesora. Esta vez, Agustín es el encargado de apuntar quién está presente en su grupo. Parte de los alumnos de Media Luna participaron en la obra Despertado el ayer, cuyo estreno se celebró el sábado pasado, 8 de noviembre. Marta no espera un minuto más para preguntar a sus alumnos por el estreno. Tanto los alumnos que vieron la función desde las butacas, como los que llegaron a interpretar su papel en ella, se muestran orgullosos a la que vez que vergonzosos. Recuerdan el gran éxito de la obra y los continuados halagos que recibieron de sus familiares y amigos. “A mí me fueron a ver mis padres, mi hermano y mi tía. ¡No paraban de desearme mucha mierda!”, comenta una de las alumnas. Iosu, coprotagonista de la obra, pudo presumir de haber conversado con el alcalde de Navarra, quien ya había participado con la entidad en diversos eventos: “Yo tengo una foto con Enrique Maya”. Uno por uno comentan sus impresiones sobre la obra. Tanto alumnos como profesores quedaron muy satisfechos con el resultado.

Marta Guardado repasando la lista de asistencia con uno de los alumnos del grupo Media Luna

Marta Guardado, profesora de danza, repasa la lista de asistencia con uno de los alumnos del grupo Media Luna, Agustín. Son los propios alumnos los que se aseguran de que la asistencia a clase de los alumnos esté controlada. C.E.

Una vez acabado el repaso de la que fue una grandísima actuación, el alumnado se prepara para comenzar la clase de danza. Ha llegado el momento de saludar. ¿Cómo lo realizarán esta vez? Improvisando. Acostumbrados a recibir pautas a diario para todo, la improvisación es un momento en el que esas pautas desaparecen, tal como explicó Marta en una entrevista realizada por alumnos de Periodismo de la Universidad de Navarra: “Es el momento en el que los alumnos tiene la libertad de hacer lo que más les apetece y demostrar lo que pueden llegar a expresar”. Es uno de los ejercicios que, según ella, más gusta al alumnado. Existen tres niveles para realizar este tipo de baile. El nivel bajo y más complicado, en el que la persona elige bailar a ras de suelo; un nivel medio, de complejidad normal,  donde el baile tiene lugar a una altura media, normal; y un nivel alto, donde el bailarín debe intentar llegar a la altura más alta manteniendo una postura erguida paso a paso. Cada uno de los alumnos tiene que elegir el nivel que más le apetezca para presentar su saludo. Marta busca en el ordenador la canción idónea para el primer ejercicio. Una vez pulsado el play, las improvisaciones llenan la sala:

Hechas ya las presentaciones, la profesora de danza prepara a los alumnos para realizar los siguientes ejercicios. Esta vez empezarán con los no tan populares abdominales. Con los pies en alto empiezan los ejercicios de calentamiento. Máxima concentración y esfuerzo para conseguir el mejor resultado al ritmo de Enrique Iglesias con “Bailando”. Marta, en un intento por motivar a sus alumnos, cambia el nombre de la canción y empieza a repetirles cantando a los alumnos el nuevo y más motivador título: “Aguantando”.  Solo después de haber calentado, tendrán lugar los ejercicios grupales de danza. Pero esto solo ha sido el comienzo de la tarde. Las clases de música serán la siguiente parada.

Calentamiento antes de hacer los ejercicios de danza

El calentamiento es esencial antes de empezar un ejercicio de danza.  La canción “Bailando” cambio el nombre por “Aguantando” y esa fue la palabra que la profesora de danza, Marta Guardado, repetía para motivar a sus alumnos. C.E.

Colabora con 1 euro al mes con Atena y visita su Facebook y Twitter.

Anuncios

2 comentarios en “Saludos improvisados, clase de danza en Atena

  1. Pingback: Fundación Atena, el arte de superarse | SOLIDARIOS

  2. Pingback: Marta Guardado: “A la hora de trabajar, la danza no entiende de discapacidad” | SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s