Un día con Rubén

NAIARA SALAS.- Rubén tiene 23 años y ha logrado ser casi autónomo. Poco a poco y con ayuda de sus padres ha conseguido levantarse solo por las mañanas, coger la villavesa solo, llegar al centro ocupacional, e ir a entrenar. Todo ello sin necesidad de que su madre o su padre tengan que acompañarle. A Rubén se le han enseñado lo que tiene que hacer, y  lo hace automáticamente. Por este motivo, hace todo de la misma manera y a la misma hora. Es muy importante para él no cambiar sus hábitos, porque puede desorientarse. Por ejemplo, si llega dos minutos tarde a la parada de la villavesa, y esta se le escapa no sabría qué hacer. Rubén es un chico con unos mecanismos muy marcados.

El día a día de Rubén es muy monótono. Comienza a las 7:40h, ni un minuto más, ni un minuto menos. Se levanta, se ducha, se prepara el Cola Cao, se viste y a las 8:10 sale de casa para coger la villavesa número 7, que le llevará hasta la Chantrea. De ahí tiene que andar unos minutos hasta llegar al centro ocupacional “El Molino”, al que entra a las 9h.

Rubén entrando al centro "El Molino"

Rubén entrando al centro “El Molino”

En el centro, Rubén desempeña varias funciones que cambian según el día de la semana. Algunas de las tareas que realiza son: limpieza de los coches, tanto por fuera como por dentro, jardinería, taller de pintura, cocina, deportes de gimnasio, natación, equinoterapia, etc.

Rubén envasando lencería de Selene

Rubén envasando lencería de Selene

Rubén haciendo jardinería

Rubén haciendo jardinería

A la 13.30h llega la hora de comer. Rubén y sus compañeros terminan sus tareas, se duchan y van al comedor. Después de comer les dejan un rato de ocio para que jueguen. A las 15:00h sale del centro, coge la villavesa y llega a Burlada.

Rubén no tiene mucho tiempo para descansar porque empieza a entrenar a las 17:30h. Esta vez el trayecto es más largo ya que tiene que coger dos villavesas, una de burlada a Príncipe de Viana, y otra de Príncipe de Viana hasta el centro deportivo Larrabide. Entrena desde las 17.30h hasta las 19:00h, los 5 días de la semana.

La temporada pasada Rubén entrenaba tres días a la semana. Este año tiene que esforzarse más. Su meta es ser campeón de España de 100 metro lisos. En estos momentos es subcampeón, y no está a mucha distancia del primero. Pero para conseguir superarle, su entrenadora, Marisa Marcotegui ha reforzado su entrenamiento.

Al terminar de entrenar Rubén prefiere no ducharse en Larrabide y hacerlo en casa. Entonces se pone el chándal por encima de la pantaloneta y con un compañero va hasta la misma parada que le llevará hasta Príncipe de Viana, donde cogerá la número 4 para llegar a Burlada. Al llegar  cada uno va a su casa, dejan las mochilas y quedan a las 20:15h para dar una vuelta hasta la hora de cenar.

Rubén esperando la villavesa para ir a Burlada

Rubén esperando la villavesa para ir a Burlada

A las 21.15h hay toque de queda, Rubén tiene que estar en casa. Después de cenar y ver un poco la televisión hasta las 22.30h, Rubén se va a la cama para coger fuerzas y afrontar con energía el siguiente día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s