Hegoak: asociación por la prevención y reducción de riesgos

LAURA QUESADA (entrevista).- ANA POUYMAYOU (presentación).- DIEGO PREGO (fotogalería).-

Furgoneta 'Hegoak' para análisis de sustancias

Hegoak es una asociación sin ánimo de lucro que utiliza como estrategia  la reducción de riesgos y daños e intenta el acercamiento a los espacios donde conviven la población joven y las familias. La asociación se adapta sus características, para desarrollar procesos de reflexión conjuntos que permitan unas relaciones más equilibradas con el entorno de los jóvenes. La asociación intenta que las personas se capaciten para convivir en un mundo con drogas e intenta motivar a las personas para la adquisición de hábitos más saludables y conductas de menor riesgo, con el fin de evitar posibles problemas relacionados.

Mientras unas asociaciones curan a los que ya han caído en el mundo de las drogas, Hegoak lo que hace es prevenir para evitar que la gente caiga y además ayuda a impedir problemas derivados del consumo de drogas. Esto lo hace Hegoak mediante talleres en bajeras, institutos u otros centros sociales. Además Hegoak posee una furgoneta con la que miembros de la asociación (trabajadores y a veces voluntarios) se desplaza a lugares donde tiene lugar un evento en el que haya posibilidades que se consuma droga(fiestas de pueblos, conciertos). El interior de esa furgoneta es un minilaboratorio móvil en el que se analiza las sustancias ilícitas que las personas que acuden al evento van a consumir, para que lo hagan de la forma más segura posible. Además también hacen controles de alcoholemia. Estos viajes los hacen tras previa contratación de los ayuntamientos o centros sociales base de los lugares en los que tiene lugar el evento.

En definitiva Hegoak lo que trata de hacer es minimizar las consecuencias que se puedan producir por el consumo de drogas y prevenir el consumo en los que todavía no han empezado.

Eva Rosino, trabajadora social en Hegoak: “Buscamos que la persona sea quien decida qué es lo que quiere, pero con una reflexión y una educación previas”

Eva Rosino es una de las dos trabajadoras sociales de Hegoak. En la asociación imparte talleres sobre sustancias y acude a zonas y eventos en los que los jóvenes tienden a consumir drogas. Rosino explica que la asociación pretende normalizar el hablar sobre la droga para que las personas puedan tener capacidad de decisión propia en base a una formación más cercana y que invita a reflexionar.

La  labor de Hegoak se concentra en la prevención ¿Cómo se lleva a cabo?

En la prevención integramos información objetiva y educación. Llevamos a cabo procesos de reflexión conjunta con la gente de manera que podamos resolver dudas de la gente o dar recursos para que ellos puedan resolverlas. Y sobre todo animamos a que cada persona sea la que decide y llega a sus propias conclusiones. Intentamos no decir a nadie lo que tiene que hacer: que cada persona lo encuentre por sí misma.

¿Cuántas personas componen Hegoak?

Somos dos trabajadoras sociales y una administrativa. Contamos con 21 voluntarios activos y más de 100 socios. También tenemos una chica  de Sociología en prácticas.

¿La gente llega a la asociación o sois vosotros los que os movéis hacia la gente?

Ocurren las dos cosas. Por un lado se acerca gente para buscar una atención más personalizada, como una consulta, búsqueda de información, análisis de una sustancia… Por otro lado, acudimos a lugares donde la gente joven se mueve: fiestas, conciertos… Somos contratados por el Servicio Social de base y con ellos negociamos el lugar y el horario. Intentamos primero llevar a cabo talleres y después cubrir la zona druida, en donde estamos disponibles para analizar sustancias y ofrecer información. Queremos que haya un proceso y que los jóvenes sepan que vamos a estar allí, que nos conozcan y que quieran que vayamos.

¿Ha habido algún problema con la Policía cuando los jóvenes llegan al punto de Hegoak para analizar sustancias?

La ley no es diferente para nosotros ni para los que se acercan a nosotros. Muchos Ayuntamientos suelen avisar de que vamos a ir a un punto y nunca hemos tenido ningún problema. Solo una vez, en una carpa universitaria, la Policía Municipal nos dijo que cachearían a los jóvenes que nos pidieran analizar sustancias. En ese caso nos fuimos. Pero normalmente no ocurre porque se entiende que es una medida que previene problemas, más que ocasionarlos.

¿Cuál es la sustancia que más llevan los jóvenes a analizar?

El cannabis. Pero la que más se consume es el alcohol, y por eso hacemos pruebas de alcoholimetría.

¿Cuántas personas de la asociación suelen acudir a estos puntos?

Hacemos equipos de tres personas como mínimo, y lo importante es la formación. Siempre tiene que haber una persona formada en análisis de sustancias, y todos los que acuden deben tener una formación en atención en estos espacios. Si alguien más quiere venir a aprender u observar es un extra, no se le cuenta.

¿En qué consisten los talleres que imparte Hegoak?

Organizamos talleres dirigidos a jóvenes en espacios formales o informales: podemos ir a un instituto, a una bajera o a un gaztetxe. También se imparten talleres para familias y para profesionales que trabajen en el ámbito social y educativo y quieran formación sobre esta materia.

¿Qué se hace en estos talleres?

Según el grupo, cambia el trabajo. Pero el objetivo general es normalizar el hecho de hablar de drogas, porque siempre se ha hablado desde el miedo o la moral. La gente va a tomar la decisión de consumir o no, por lo tanto se trata de reflexionar sobre qué decisiones voy a tomar, cómo las voy a tomar, en qué me voy a basar… Para ello intentamos fomentar el autoconocimiento: que la persona sea consciente de sus propias características. Buscamos que ella sea quien decida qué es lo que quiere, pero con una reflexión y una educación previa.

¿Y quiénes los llevan a cabo?

Las trabajadoras sociales.

¿Cuál es la labor de los voluntarios en Hegoak?

El voluntariado es muy heterogéneo. Hay gente que ha trabajado aquí antes y otros que han tenido una formación que se acopla muy bien a lo que aquí hacemos. Hay mucha libertad: algunos se dedican a llevar la página web, otros a publicar revistas, otros a ir a las zonas druidas… depende mucho de la persona.

El apoyo del voluntariado será importante

Sí, aunque creemos que está a la baja y la asociación estaría mejor con más voluntarios. Nos hacen falta sobre todo personas jóvenes. Tenemos un programa concreto para la gestión del voluntariado porque es algo vital para la asociación.

¿Y cómo se captan esos voluntarios?

Generalmente la gente que viene es porque ha estado en un taller y le ha apetecido hacer algo para colaborar. Ha habido recortes presupuestarios importantes en la asociación que se han notado mucho y ahora vamos a menos lugares que antes. Nosotros creemos que lo que hacemos en Hegoak es un recurso necesario, existimos porque hay demanda de algo como esto. Creemos que es interesante invertir en esto para que no sea la persona quien tenga que costearlo individualmente.

Hegoak lleva a cabo el Proyecto Íkaro. ¿De qué se trata?

Lanzamos el Proyecto Íkaro hace unos 10 años. Somos los pioneros en intervención en bajeras. Estuvimos en unas 100 en la zona de La Milagrosa de Pamplona. Vimos que era un proceso bonito pero pesado sin recursos económicos, porque no teníamos ninguna subvención. Además, es complejo. Tiene que haber un compromiso, que los jóvenes nos conozcan.

También hay mucho miedo a recibir estos talleres. Hay gente que piensa que van a ir a darle la chapa y decirle lo que tiene que hacer. Pero no es lo que Hegoak hace y estamos muy contentos porque nos acogen bien y suelen querer más. Todos los años llevamos revistas y folletos, además, el boca a boca hace que nos conozcan en otras bajeras.

Entonces, ¿ahora contáis con subvención?

Fue todo un éxito y a partir de entonces nos llamaron de diferentes Comunidades Autónomas para ir a jornadas y explicar el proyecto. Ahora estamos llevando a cabo el Proyecto Íkaro con la subvención del Plan Foral de Drogodependencias.

Hemos integrado como novedad un estudio para ver si hay un cambio antes y después de la intervención, para ver si es útil. No hay un cambio de la noche a la mañana pero la persona se va dando cuenta de ciertas cosas. La gente valora mucho que le hagan pensar. Se trata de tener herramientas para decidir con más libertad.

Anuncios

Un comentario en “Hegoak: asociación por la prevención y reducción de riesgos

  1. Pingback: ANTOX: Investigar, prevenir y rehabilitar | SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s