Entrevista a Rocío Borja, administrativa de Nabut

Rocío Borja, administrativa de Nabut: “Una factura a nombre de la Fundación Secretariado Gitano provoca rechazo”

  • “Queremos tener nuestros propios recursos para seguir formando gente”

  • “Hemos cerrado varios proyectos por la crisis”

  • “Cuando la gente utiliza nuestros servicios, además de recibir un servicio de calidad, colabora con una causa solidaria”

ELIANA G. BEES.- Rocío Borja tiene 27 años y es de Pamplona. Entró a trabajar para la Fundación Secretariado Gitano hace casi diez años, y en el año 2012 pasó a formar parte del equipo técnico de Nabut. Ahora se encarga de los departamentos de Administración y Recursos Humanos, además de llevar la gestión de la venta de material de oficina. Cuenta que la crisis no perdona, ya que Nabut ha echado el cierre a varios de sus proyectos empresariales, el más reciente el quiosco de la Universidad Pública de Navarra, a principios de este año. “La verdad es que me da muchísima pena”, asegura Borja. Además de sus habilidades administrativas, tiene una característica que le permite empatizar con los que acuden a Nabut en busca de trabajo: Rocío es gitana.

IMG_1062

Rocío Borja, en las oficinas generales de Nabut. ELIANA G. BEES

¿Cómo empezaste a trabajar para Nabut?

Cuando terminé la E.S.O empecé un Grado Medio en Gestión Administrativa. Por esa época mi madre ya conocía la Fundación Secretariado Gitano, y cuando acabé mis estudios me llamaron para una entrevista. Entré como auxiliar administrativa de la Fundación en el año 2005, y en el 2012 me propusieron hacer un cambio a Nabut.

¿Cómo defines Nabut?

Es un proyecto para promover la incorporación social a de personas gitanas al mercado laboral. El objetivo es dotarles de herramientas, recursos y habilidades personales para su mejor incorporación al mercado de trabajo. Trabajamos muy a mano con la Fundación Secretariado Gitano, ya que ellos llevan el programa ACCEDER de empleo, de donde vienen nuestros trabajadores.

IMG_1066

Rocío cuelga información en el tablón de anuncios de Nabut. ELIANA G. BEES

¿Cómo funciona la empresa?

Tenemos en plantilla a 16 personas en  programas de inserción, de los cuales el  95% son mujeres y hombres gitanos, que pueden permanecer con nosotros firmando un contrato de tres años que les permite trabajar y formarse. Además de los trabajadores hay tres técnicos, uno por cada área de negocio que tenemos. Entre ellos estoy yo, que llevo la venta de material de oficina.

¿Y además de este contrato ofrecéis algo más?

El apoyo y la formación que les damos son muy importantes ya que no sólo se tiene que trabajar el ámbito de empleo. Si estas personas tienen problemas en casa, o con su educación, difícilmente van a poder incorporarse al mercado. Depende del perfil que tengan,  reciben una formación distinta. No se le da la misma formación a alguien con un nivel de estudios básico que a otra persona que no sabe leer ni escribir. Nuestra experiencia nos muestra que hay muchos  que son muy buenos a la hora de trabajar pero están nerviosos porque  no saben rellenar documentos como un albarán, y ahí es donde fallan. Nabut tiene tres años para remediar eso. Además de la formación académica, al terminar el programa se sigue haciendo un seguimiento.

vlcsnap-2014-11-18-17h44m04s54

Un pedido recién llegado a Nabut. ELIANA G. BEES

¿Cómo es la venta de material de oficina?

Es un proceso muy sencillo: para poder realizar un pedido en Nabut sólo hay que entrar en nuestra web y hacer click en material de oficina. Ahí está el catálogo completo, con todos los productos que ofrecemos. Nuestros propios transportistas realizan el traslado del pedido al lugar acordado, y la factura puede enviarse del modo que más convenga al cliente, ya sea un particular o una empresa la que solicita el material.

 

MATERIAL DE OFICINA

Este es el material de oficina que más se vende en Nabut. ELIANA G. BEES

¿Con qué problemas se encuentra Nabut en su día a día?

Uno de los problemas que se observó desde la Fundación Secretariado Gitano es que si a un cliente le llegaba una factura a nombre de la FSG, esto provocaba rechazo, llegando a romper acuerdos que teníamos con varios centros y empresas. Es en ese momento que se decide independizar a Nabut. Aunque la Fundación sigue siendo la dueña,  directamente se nos conoce en la sociedad como Nabut. Otro problema que yo me encontré personalmente es que mi entorno muchas veces no entendía que yo fuese mujer gitana, y eso es una dificultad. Desgraciadamente, hay muchas mujeres en mi misma situación.

¿Y cómo afectó la crisis a vuestra linea de negocio?

Pues, por ejemplo, el quiosco de prensa y papelería que teníamos en la Universidad Pública de Navarra lo hemos tenido que cerrar porque cada año iba a peor, y no nos quedó más remedio. Es una pena que pasen estas cosas, ya que el objetivo de Nabut es poder tener sus propios recursos para poder seguir formando a gente. Como en toda empresa, si los números no dan tendremos que cerrar tarde o temprano, y con nuestro cierre terminaría el proceso de inserción de muchas personas que nos necesitan. Lo más importante de nuestros servicios es que la gente sepa que, cuando los utiliza, que además de recibir un servicio de calidad y un precio competitivo, colabora con una causa solidaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s