Luis y la jungla de Kukuxumusu

BRAIS CEDEIRA. Una de las tiendas de Kukuxumusu en Pamplona está situada en la calle Mercaderes, unos metros antes de la esquina de la calle Estafeta, donde los toros toman la curva más famosa de los encierros de San Fermín. Las baldosas, tan traicioneras y que tantos resbalones producen a los morlacos, suponen en cambio un aliado perfecto para Luis, cuya orientación depende en gran parte del suelo que pisa y de las paredes que limitan la calle por la que transita. Unos años antes Luis acudía a diario a su trabajo tanto en esta oficina como en la otra situada al final de la calle Estafeta. Pero desde hace algunos años, su vida depende de esos detalles, que ahora le resultan trascendentales en su día a día.

Es pronto todavía y solamente unas pocas personas transitan la calle Mercaderes, por lo que apenas unas pocas voces rompen el silencio de la mañana. No obstante, otro sonido rompe la quietud de la mañana. Es el sonido de un rasgueo: el del roce con los adoquines de la calle, de lado a lado, que precede al bastón que Luis porta cada día. Este es su guía más fiel, del cual no puede prescindir. Con la mano en la pared, va sorteando obstáculos, a veces personas hasta llegar a su destino, cuando entra en la tienda.

El año 2013 supuso un punto de inflexión para Luis Casado, pero lo que ahí le sucedió estaba, en cierta forma, previsto. Como quien ve su futuro en una bola de cristal, a los 16 años Luis ya supo una premisa que condicionaría su porvenir. Le diagnosticaron retinosis pigmentaria, una enfermedad degenerativa cuyo efecto iba a provocarle una pérdida de visión progresiva con los años. Esa premonición, esbozada en su adolescencia, le ha llegado en la madurez.

luis entrevista

Una tendencia paradójica e inversamente proporcional. Su ascenso en Kukuxumusu fue progresivo. También fue inversamente proporcional a que sus ojos se fuesen apagando. La última luz de la sala se fue en 2013: “Tuve que dejar de trabajar por que pese a ser una persona con mucha autoconfianza y con mucha tracción en todos los proyectos en los que he participado, me vi fuera de juego”, asegura Luis. En ciertos momentos, es preciso detenerse, hacer borrón y comenzar de cero. “Todo esto me ocurría además en un momento de crisis económica. Se estaba despidiendo gente de Kukuxumusu y fue cuando tomé la decisión de, dada mi situación, irme de la empresa”. Luis lo recuerda como un momento doloroso. Once años después se veía obligado a dejar la firma, acaso la etapa más emocionante de su vida laboral. “Fue una época muy intensa en la que aprendí muchas cosas, tanto de los clientes como de los seres que poblaban aquella jungla tan divertida que era Kukuxumusu”. Kukuxumusu supone un hito en la pequeña empresa española, una firma totalmente novedosa, a la que Luis contribuyó en gran medida. Una de esas compañías, como podemos ver en el siguiente vídeo, que han seguido el camino del emprendimiento.

La ceguera total llegaba a su vida. Vivir con un sentido menos. Aprenderlo todo como niño, desarrollar diferentes habilidades que le permitieran valerse por sí mismo era esencial en aquel momento.Ahí apareció Chus, quien le enseñaría todo desde el principio, a readaptar por completo su vida a esa nueva situación.

Chus lleva 25 años trabajando en la sucursal de  La Once en Pamplona, ayudando distintas personas a readaptar su vida. “Si mal no recuerdo, el aprendizaje de Luis duró, aproximadamente, entre tres y cuatro meses. Solíamos quedar dos sesiones semanales más o menos”. Desarrollar el sentido del tacto es esencial para valerse por la calle. Por ello, en ocasiones, la preparación consistía en la identificación de diferentes elementos. “Hablábamos de las texturas en el suelo, de cuando un elemento de la calle tiene que estar más cercano, más alejado a una pared… El aprendizaje es un proceso en el que se adquiere gran riqueza”.

Su aprendizaje con Chus no sería el último. Luis continúa estudiando, realizando diversos másters en accesibilidad.  “Lo que tengo claro es que de aprender no se termina nunca”. Ahora, desde su nueva firma, Márketing Inclusivo, busca soluciones para integrar y dotar de accesibilidad a todo cuanto nos rodea. Pero eso ya es otra historia.

@soyaccesible

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s