No todo el que quiera puede donar médula

CLARA AYÁBAR RIVAS-. Cada persona es distinta, cada caso es único. Por eso, a la hora de donar médula ósea hay que tener en cuenta los requisitos, pero también consultar al médico nuestro caso concreto. Mireia, de 21 años de edad, está convencida de ser donante de médula ósea. Le acompañamos a dar ese paso en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra (ADONA).

08:30-. Mireia nos espera en la puerta de su casa. No está nerviosa. Se le nota decidida. Quiere donar médula.

08:40-. Entramos por la puerta del Banco de Sangre. En la recepción del centro, Mireia pide ser donante. La chica que le atiende le da un papel para leer y otro, para rellenar. El primero explica las condiciones de la donación, y la protección de sus datos personales. En el segundo, ella rellena la información que le piden: enfermedades, alergias, países en los que ha vivido…

Mireia tras recibir los papeles informativos en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra.

Mireia tras recibir los papeles informativos en el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra. CLARA AYÁBAR

08:48-. Mireia pasa la puerta que quedaba a su izquierda mientras rellenaba los papeles. Allí, en una sala, le espera el médico. A él le entrega el folio con sus datos personales. El médico le explica de nuevo las condiciones.

09:05-. En la sala donde se hacen las extracciones de sangre, Mireia se tumba en la camilla. La espera es más larga ahora que para ver al doctor. Hay más gente en la sala, ellos ya están donando (sangre o médula, no sabe). Todos tienen junto a ellos un zumo. El ambiente es muy bueno, la conversación en la sala es una (y entre todos).

09:18-. Mireia vuelve con el médico. Es él quien te dice si puedes donar o no. En este caso, el resultado es negativo. La tensión es baja. No podrá ser donante de médula, pero se puede volver al cabo de 4 o 5 años. “Con el tiempo todo aumenta, la tensión y las caderas sobre todo”, comenta una enfermera entrada en años que se mueve por la sala como pez en el agua.

Además hay otros motivos excluyentes que hacen que muchas personas no puedan entrar a formar parte del Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) aunque así lo deseen. En muchos casos, si se hiciese efectiva la donación, supondría un riesgo para el donante o incluso para el receptor. Hay algunas enfermedades excluyentes como:
  • Hipertensión arterial no controlada
  • Diabetes insulinodependiente
  • Enfermedades cardiovasculares, pulmonares, hepáticas, hematológicas… que supongan un riesgo sobreañadido durante la donación.
  • Tumores malignos, hematológicos o autoinmunes que puedan transmitirse al receptor.
  • Hepatitis B o C, SIDA u otros agentes contagiosos. En cuanto al SIDA, tampoco se puede donar si se tiene algún tipo de relación con el virus: drogadicción intravenosa, relaciones sexuales múltiples, ser pareja de uno de los anteriores, ser hemofílico…

Hay además contraindicaciones temporales  como el embarazo. Solo una vez concluida el periodo de lactancia tras haber dado a luz, se puede ser donante. También los tratamientos anticoagulantes o antiagregantes, y también alergias, obesidad mórbida

Como ya contamos en una entrada anterior, hay dos tipos de donación de médula ósea: extracción directamente del hueso o extracción a través de sangre periférica. Si la donación fuese a ser a través de este segundo método, se pueden dar casos por los que no se podría donar. En el 99% de los casos, como explica el doctor Pablo Rodríguez, director del Banco de Sangre y Tejidos de Navarra, las donaciones se hacen a través de sangre periférica. Por eso hay que tener en cuenta si:

  • Tiene antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular (iritis, episcleritis)
  • Tiene factores de riesgo de trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar.
  • Recibe tratamiento con litio
  • Sus plaquetas son inferiores a 150.000 mililitros.

Aún no se conocen todas las causas por las que no se puede donar médula. Ni los expertos se aclaran en este tema. Puedes ayudarnos poniendo en comentarios si no has podido donar por alguna otra causa no citada.

Anuncios

Un comentario en “No todo el que quiera puede donar médula

  1. Pingback: SOLIDARIOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s