José Miguel Doxandabaratz, un día a día al servicio de las personas mayores

Captura de pantalla 2015-11-15 a la(s) 22.36.22

José Miguel Doxandabaratz en la grabación del documental.

CAMILA DEL VILLAR.- José Miguel Doxandabaratz comenzó como voluntario en la Cruz Roja en 1987. Siempre había estado interesado en el trabajo humanitario, así que decidió integrarse a la organización y colaborar. Desde hace ocho años trabaja como empleado oficial de la Cruz Roja y sus días transcurren en el departamento de telealarma, donde llegan las emergencias del servicio de teleasistencia de personas mayores. Entre sus funciones está la asistencia domiciliaria, preparación de materiales de trabajo y programación de logística de los proyectos de la Cruz Roja.

José Miguel trabaja todos los días con personas de edad adulta que son usuarios del botón. Explica que el proceso de atención para ello comienza cuando Cruz Roja recibe la llamada por medio del 112. Automáticamente la operadora tiene acceso a los datos de la persona que deben atender. Luego, dependiendo del tipo de emergencia, se gestionan los servicios que necesiten llevar al domicilio (ambulancia, policía, bombero).  Finalmente, al llegar a la casa donde han reportado la emergencia se revisan qué ha ocurrido y si el adulto mayor está lesionado o tiene heridas. Por último, quien atiende la emergencia, hace una valoración. José Miguel cuenta que muchas veces se ha encontrado con situaciones que lo han dejado sorprendido:

“He visto domicilios con problemas socio sanitarios, domicilios de ancianos que están muy solos o que han sido maltratados”.

Explica que las llamadas más frecuentes son de personas que se han caído o porque han sufrido accidentes domésticos:

“Cuando llegas te encuentras con personas adultas en el suelo que no se pueden levantar y a su pareja sin poder ayudarle”.

Su trabajo no tiene una rutina específica, no existe una planificación de sus emergencias, simplemente ocurren y el día va surgiendo. En consideración con este estilo de trabajo ha logrado coordinar su día a día con su vida personal. “Para organizar mi tiempo todo es cuestión de agendar. Además no tomas esto como tu trabajo, sino como un hobby porque la verdad lo disfrutas mucho”, explica José Miguel.

Para él trabajar con personas mayores tiene un significado muy especial: “Son más indefensos porque físicamente no se encuentran bien y algunos están solos”. José Miguel cree que lo más gratificante y su motivación para seguir trabajando,  es ver que las personas que atiende se quedan tranquilos después de la visita del servicio de la Cruz Roja. Él está de acuerdo con que el botón optimiza los servicios que la entidad puede ofrecer  y mejora la calidad de vida de las personas de la tercera edad.

“El hecho de aparecer en sus casas y que ellos vean que por pulsar un botón están rodeados de gente que se preocupa por ellos, lo hace un gran invento”, afirma José Miguel acerca del botón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s