Acompañada

Sigue leyendo

Anuncios

Al otro lado del teléfono

CAMILA DEL VILLAR.- Marta Insauti trabaja hace 13 años en el servicio de asistencia telefónica. Ella y cuatro personas más son quienes acompañan por teléfono a los 7500 usuarios del botón que hay en Navarra.

En las oficinas de Atenzia, empresa de servicios de teleasistencia, tres teléfonos suenan al tiempo y con coordinación cada operadora atiende uno, se escucha un saludo en coro “Servicio de teleasistencia Atenzia” y luego la conversación sigue con toda la simpatía de una llamada entre dos amigos de toda la vida. Así transcurre el día en Atenzia, una empresa privada que actualmente es responsable de la gestión de las llamadas del botón asistencia a la tercera edad. Esta entidad trabaja con el servicio de emergencia del Gobierno de Navarra, SOS Navarra.

Diariamente en Atenzia se reportan cerca de 50 casos de emergencia que llegan al 112 y se realizan casi 300 llamadas de control. Actualmente hay 7500 usuarios de este servicio en Navarra, muchos de ellos mayores de 65 años, y todos reciben una llamada de cortesía cada 28 días, la cual puede ser con menos o más frecuencia si el usuario así lo desea.

IMG_4995

Marta Insausti, funcionaria del servicio de Teleasistencia. CAMILA DEL VILLAR

Marta Insausti trabaja en Atenzia desde el 2002, ella hace parte del equipo de cinco funcionarios que llevan el servicio de llamadas en Navarra. Marta aclara que no todos los usuarios del botón son adultos mayores, hay personas de todas las edades que han contratado el servicio de teleasistencia porque tienen enfermedades como esclerosis múltiple, parálisis, o han sido víctimas de accidentes de tráfico o de violencia doméstica.”A ellos como son gente joven les preguntamos si desean que se les llame con menos o con más frecuencia de lo acostumbrado”, explica Marta.

El día a día del equipo de Atenzia transcurre en una rutina con varias actividades. La primera es revisar varias veces al día el sistema por el cual conectan con SOS Navarra. Ahí aparecen las llamadas al 112 que se han realizado desde un botón . Con esta información las trabajadoras de Atenzia actualizan la base de datos del usuario y le llama para averiguar que ha ocurrido y cómo se encuentra después de la emergencia. Las bases de datos de los usuarios es esencial para el funcionamiento del sistema de teleasistencia. Ahí se registran alergias y medicamentos que toma cada usuario. “Para nosotros esta información es muy importante porque cuando el usuario toca el botón, el 112 recibe la alarma, ve que es de teleasistencia, y no tiene que preguntar datos porque inmediatamente se abren los expedientes con los contactos familiares y médicos”, añade Marta.

IMG_4990

Trini Hernández, Marta Insausti y Anabel del Campo, son las caras detrás de la voz que atiende a los usuarios del botón. CAMILA DEL VILLAR

Otras de sus responsabilidades son las llamadas de seguimiento y cortesía. Diariamente comienzan por los cumpleaños y llamadas especiales a usuario que estén hospitalizado o en proceso de duelo. Los usuarios también llaman a la línea para reportar daños del botón o si van a salir de casa, porque a veces no contestan y las operadoras deben contactar los familiares a ver si algo ha ocurrido, cuenta Marta. Ella explica que siempre se toma nota durante la conversación y así es posible llegar a conocer a cada usuario: “Hay que tener en cuenta si no oye, si prefiere que le hablen en español o euskera, o si tiene una preferencia de horario para llamarle”. Sobre el procedimiento de las llamadas, Marta explica que “en las llamadas de cortesía, les saludamos por su nombre, les tratamos de usted, y les recordamos nuestros nombres”. Adicionalmente, ella cuenta que lo mejor es siempre hablar con el usuario aunque a veces conteste un cuidador o un familiar. “También como registramos un resumen de la ultima conversación es importante revisarlo para proponer un tema de conversación, si estaba enfermo preguntar cómo ha seguido o si se iba de viaje preguntar qué tal le fue, o si iba a volverse bisabuela, felicitarle”, dice Marta. Igualmente cuenta que el tiempo y la actualidad siempre son temas de conversación.

De acuerdo a Marta estas llamadas de control también sirven para detectar cambios en el usuario: “Si en una llamada notas cosas raras y no tienes recogido datos sobre ese comportamiento, debes rectificar lo que ha ocurrido con los contactos”. En estas situaciones, explica Marta, hay que hablar con las trabajadoras sociales a quienes con frecuencia se les comentan los casos especiales.

“Entre todos vamos buscando la mejor manera para ayudarles”, añade Marta.

Finalmente, otra función de Atenzia es registrar los expedientes nuevos que llegan desde la Agencia Navarra Autónomia de las Personas (ANAP) y que han sido evaluados por los trabajadores sociales y aprobados por Gobierno de Navarra.

Ella explica que cada caso tiene sus particularidades y cada una de ellas se debe tener en cuenta. “ Hay personas que se dan de alta porque están solas, tienen depresión o  viven en un matrimonio difícil o con un hijo enfermo. También hay casos más monos de personas mayores que viven solas pero cuentan con el apoyo de sus hijos”, dice Marta.

Acerca de la frecuencia en que se ha extendido el uso del botón, admite que así como llegan nuevos usuarios otros “se van”.

“Aquí tenemos altas y bajas, cada mes puede que mueran usuarios así como lleguen nuevos. Es un poco duro, pero es nuestra realidad. Al final estas acompañando a gente que va a morir, pocos son nuestro usuarios que se dan de baja porque han mejorado”, cuenta la funcionaria de Atenzia.

Después de 13 años al teléfono en disposición de las personas mayores, Marta confiesa que su trabajo es un servicio limitado:

“Nosotras llegamos hasta cierto punto. A veces es duro porque no puedes ir a ayudarle, te cuentan que están solas que no pueden cocinar y tu solo quieres salir corriendo a ayudarles pero tienes que saber hasta donde llegar y respetar los límites”.

¿Cómo solicitar el servicio de teleasistencia?

CAMILA DEL VILLAR

CAMILA DEL VILLAR

CAMILA DEL VILLAR.- Para contratar al servicio de teleasistencia que ofrece el Gobierno de Navarra se debe contactar a la Agencia Navarra Autonomía de las Personas (ANAP) y rellenar un formulario en el que se debe proporcionar la siguiente información:

  • Datos personales
  • Datos de contacto
  • Datos de persona de contacto en caso de emergencia
  • Reporte sanitario diligenciado por un médico
  • Resumen de situación social, en el que se debe explicar si la persona interesada en el servicio vive solo(a) o no, si ha enviudado o no, si recibe visitas o si tiene algún antecedente de depresión.

Una vez se entregue este formato completo, ANAP enviará un trabajador social al domicilio del solicitante para realizarle una breve entrevista y revisar las condiciones del domicilio en el que vive.

El trabajador social realiza un reporte, ANAP revisa el caso y aprueba o no la solicitud. En caso de aprobarla, se envía el reporte con la información del nuevo usuario al servicio de asistencia telefónica que actualmente está gestionado por la empresa Atenzia, quien dará de alta en el sistema al nuevo usuario. Así su base de datos quedará registrada en Atenzia y en la línea 112.

Finalmente se envía un técnico al domicilio para que instale el receptor y le de las indicaciones de uso del botón a la persona mayor. A partir de ese momento el usuario podrá solicitar, en caso de que sea necesario, los servicios de emergencia en cualquier momento de las 24 horas del día.

También es posible acceder al botón por medio de un servicio privado que ofrece la Cruz Roja. En este las llamadas de control son con la periodicidad que el usuario solicite. También, se ofrece también un servicio de acompañamiento en caso de que el usuario deba ir a una consulta médica y los familiares no puedan acompañarle y se promueve la participación del afiliado en actividades organizadas por la Cruz Roja que buscan fomentar la recreación en el exterior. Este servicio se puede contratar por teléfono directamente con la Cruz Roja.

Las entidades responsables del servicio de teleasistencia

CAMILA DEL VILLAR.- En el servicio de teleasistencia participan varias entidades que trabajan en distintas partes del sistema que hace posible este servicio. A continuación, una identificación de las entidades y descripción de sus funciones.

Agencia Navarra Autonomía de las Personas (ANAP): hace parte del Gobierno de Navarra y es quien brinda en la comunidad foral el servicio de teleasistencia. Sus funciones son:

  • Dar a conocer que existe el servicio del botón de teleasistencia y que está disponible para: adultos en al tercera edad (normalmente mayores de 68 años), personas de cualquier edad con discapacida, enfermedades de alto riesgo o peligro de violencia doméstica que no tienen una compañía 24 horas.
  • Ofrecer las solicitudes para optar por un botón.
  • Gestión de trabajadores sociales que revisan el caso de cada persona que solicite el botón.
  • Elegir la empresa de servicio de asistencia teléfonica para que lleve el control periódico de los usuarios.

Servicio de asistencia Atenzia, empresa privada que actualmente lleva en Navarra el servicio de llamadas de control y de cortesía. Entre sus responsabilidades está:

  • Realizar llamadas períodicas de control a los usuarios del botón.
  • Llevar registro en el expediente de cada usuario según las llamadas de emergencia que realicen.
  • Registrar las altas y bajas en el servivcio de teleasistencia.
  • Proveer asistencia técnica a los usuarios que presenten irregularidades en los equipos.
  • Contrastar la información que los usuarios suministran en las llamadas periódicas con sus cuidadores, médicos y familiares.
  • Comunicar a familiares y trabajadores sociales si el usuario manifiesta o la operadora detecta irregularidades anímicas o físicas en las llamadas de control.

SOS Navarra, entidad a la que pertenecen los servicios de emergencia de la comunidad: Cruz Roja, Bomberos, Policia Foral. Su función es:

  • Asistir con los equipos de emergencia que se necesiten a las llamadas hechas a través del botón al 112.
  • Reportar a Atenzia los usuarios del botón que han tenido una emergencia para que la empresa se haga cargo del segumiento del caso.
  • Acceder a la base de datos donde aparecen la información de contacto y el reporte médico de los usuarios de botón.
  • Luego de asistir la emergencia, el equipo de emergencia realiza un reporte que se transmite a Atenzia.

!Participa! ¿Has usado el botón en caso de emergencia?

FullSizeRender

Ilustración: DANIELA GUARIN

CAMILA DEL VILLAR.- En este espacio, encontrarás preguntas acerca del botón. Si eres familiar de un usuario podrás orientar a aquellos que estén interesados en adquirir el botón para un adulto mayor. Participa y comparte tu experiencia.

Los servicios de teleasistencia están disponibles para el usuario del botón en caso de: emergencia doméstica, emergencia médica, situaciones de riesgo (robos, inundaciones o incendios) y en caso de que alguien que se encuentre con él usuario le ocurra algo y el usuario necesite ayuda para asistirle.

¿Alguna vez tu familiar ha necesitado pulsar el botón para pedir ayuda?¿Cómo fue el procedimiento de asistencia?

Participa y cuéntanos tu experiencia.

José Miguel Doxandabaratz, un día a día al servicio de las personas mayores

Captura de pantalla 2015-11-15 a la(s) 22.36.22

José Miguel Doxandabaratz en la grabación del documental.

CAMILA DEL VILLAR.- José Miguel Doxandabaratz comenzó como voluntario en la Cruz Roja en 1987. Siempre había estado interesado en el trabajo humanitario, así que decidió integrarse a la organización y colaborar. Desde hace ocho años trabaja como empleado oficial de la Cruz Roja y sus días transcurren en el departamento de telealarma, donde llegan las emergencias del servicio de teleasistencia de personas mayores. Entre sus funciones está la asistencia domiciliaria, preparación de materiales de trabajo y programación de logística de los proyectos de la Cruz Roja.

José Miguel trabaja todos los días con personas de edad adulta que son usuarios del botón. Explica que el proceso de atención para ello comienza cuando Cruz Roja recibe la llamada por medio del 112. Automáticamente la operadora tiene acceso a los datos de la persona que deben atender. Luego, dependiendo del tipo de emergencia, se gestionan los servicios que necesiten llevar al domicilio (ambulancia, policía, bombero).  Finalmente, al llegar a la casa donde han reportado la emergencia se revisan qué ha ocurrido y si el adulto mayor está lesionado o tiene heridas. Por último, quien atiende la emergencia, hace una valoración. José Miguel cuenta que muchas veces se ha encontrado con situaciones que lo han dejado sorprendido:

“He visto domicilios con problemas socio sanitarios, domicilios de ancianos que están muy solos o que han sido maltratados”.

Explica que las llamadas más frecuentes son de personas que se han caído o porque han sufrido accidentes domésticos:

“Cuando llegas te encuentras con personas adultas en el suelo que no se pueden levantar y a su pareja sin poder ayudarle”.

Su trabajo no tiene una rutina específica, no existe una planificación de sus emergencias, simplemente ocurren y el día va surgiendo. En consideración con este estilo de trabajo ha logrado coordinar su día a día con su vida personal. “Para organizar mi tiempo todo es cuestión de agendar. Además no tomas esto como tu trabajo, sino como un hobby porque la verdad lo disfrutas mucho”, explica José Miguel.

Para él trabajar con personas mayores tiene un significado muy especial: “Son más indefensos porque físicamente no se encuentran bien y algunos están solos”. José Miguel cree que lo más gratificante y su motivación para seguir trabajando,  es ver que las personas que atiende se quedan tranquilos después de la visita del servicio de la Cruz Roja. Él está de acuerdo con que el botón optimiza los servicios que la entidad puede ofrecer  y mejora la calidad de vida de las personas de la tercera edad.

“El hecho de aparecer en sus casas y que ellos vean que por pulsar un botón están rodeados de gente que se preocupa por ellos, lo hace un gran invento”, afirma José Miguel acerca del botón.

Concejos de la guía de uso del botón de la Cruz Roja

LA Guía de uso de la unidad domiciliaria recomienda dejar el botón cerca de la cama en caso de no llevarlo puesto mientras duerme. CAMILA DEL VILLAR

La guía de uso de la unidad domiciliaria recomienda dejar el botón cerca de la cama en caso de que el usuario no lo lleve puesto mientras duerme. CAMILA DEL VILLAR

CAMILA DEL VILLAR.- La Cruz Roja ha publicado una guía de uso de la unidad domiciliaria para el servicio de teleasistencia. En esta se incluyen algunos datos útiles para el mantenimiento del botón y del receptor. Estos son algunos:

  • En caso de que el usuario se vaya a ausentar del domicilio por más de 24 horas es importante que el realice una llamada pulsando el botón rojo del receptor o el de la medalla y avise a la central de emergencias que no estará en casa.
  • Si va a salir a la calle, el usuario deber tener presente que el botón no funciona fuera del domicilio. Puede quitárselo al salir, sin embargo es importante que retome su uso una vez regrese.
  • Dependerá del usuario si desea llevar el botón puesto mientras duerme o no, en el caso de no hacerlo, debe dejarlo a la mano, muy cerca de la cama.
  • No es necesario quitarse el botón al bañarse, este es a prueba de agua.
  • Una que otra ves es necesario limpiar el receptor, nunca con agua al tratarse de un equipo conectado a una fuente eléctrica.
  • En caso de hacer una llamada por error, puede pulsar el botón verde del receptor para cancelarla, pero si el usuario no está cerca de él, es importante que la persona mayor no corra a intentar colgar. Debe esperar a que le contesten y decir que fue una equivocación.
  • No se preocupe si por algún motivo se va la luz en la casa, el receptor seguirá funcionando por su sistema de reserva de energía que puede durar hasta 48 horas.

Para conocer más precauciones revisar la guía de uso de la unidad domiciliaria del servicio de teleasistencia.

¿Cómo funciona el botón?

CAMILA DEL VILLAR.- El servicio de teleasistencia trabaja a través de un proceso muy simple que involucra a varias personas.

Receptor. CAMILA DEL VILLAR

El receptor tiene un botón rojo para llamar a emergencias y otro verde para cancelar la llamada en caso de que se haya hecho por error. CAMILA DEL VILLAR

  1. En primer lugar, una vez el adulto mayor contrate el servicio, un técnico lo visitará en su casa para hacer la instalación de la unidad domiciliaria de teleasistencia, es decir todo el equipo. En el hogar del anciano, se coloca un receptor o una terminal que recibe las señales del botón. También, al usuario se le entrega un pulsador, más conocido como el botón, que podrá llevar puesto en el cuello o en la muñeca todo el tiempo, hasta en la ducha por su tecnología impermeable. Ambos elementos, terminal y pulsador, traen un botón rojo que es el que se presiona en caso de emergencia y la terminal trae uno verde, para pulsar en caso de que el rojo se active por error.

    Operadora de Atenzia, servicio de atención a la tercera edad. CAMILA DEL VILLAR

    Operadora de Atenzia, servicio de atención a la tercera edad que realiza las llamadas de control. CAMILA DEL VILLAR

  2. Periódicamente, para llevar un control, desde la central de teleasistencia una operadora llamará al teléfono de la casa del usuario para confirmar su bienestar. La operadora hablará con el anciano, le preguntará acerca de su salud, sobre los medicamentos que toma y si ha salido a la calle.
  3. En caso de emergencia para realizar una llamada, el usuario presiona el botón rojo del dispositivo que lleva con él o el botón rojo de la terminal. Luego, la llamada llegará a la central de emergencia 112 y el usuario podrá hablar por medio del alta voz con la operadora.
  4. Finalmente, la central de emergencias responderá al auxilio del anciano contactando a los familiares o ubicando a los servicios de ambulancia, bomberos, Policia Foral, etc. Todo depende de la emergencia que se presente.

Detrás de cámaras en la grabación de “Acompañada”

CAMILA DEL VILLAR.- El grupo de alumnos de cuarto de Periodismo de la Universidad de Navarra, a cargo del documental “Acompañada”, estuvo en la casa de Salomé, usuaria del botón y protagonista del documental. Con el equipo de grabación y el apoyo de Blanca, hija de Salomé, fue posible capturar entrevistas e imágenes de la protagonista en su casa.

Comparativa de dispositivos de alerta de emergencias para la tercera edad

CAMILA DEL VILLAR.- La tecnología se ha puesto al servicio del hombre en todas las etapas de su vida. A día de hoy, pensando en las personas de edad, se han desarrollado distintas innovaciones que mejoran su la calidad de vida y la de su familias. En el ámbito de servicios de emergencias, existen actualmente varias posibilidades que buscan mantener protegidos a los ancianos cuando se encuentran solos.

El botón o medalla

  • Pensado para personas mayores que viven solas y no salen mucho de casa.
  • Se lleva colgado en el cuello sobre el pecho.
  • Funciona a través de un sistema inalámbrico que conecta con la linea de asistencia
  • Operadora de la línea de emergencias tiene acceso a base de datos con contacto de familiares.
  • Precio del servicio: desde 7 a 25 euros por mes, depende de si es servicio público o privado.
  • Funciona solo dentro de casa.

La pulsera

  • Se lleva en la muñeca.
  • Trae un botón que se oprime en caso de emergencia.
  • Funciona a través de un sistema inalámbrico que conecta con la linea de emergencias.
  • Operadora de la línea de emergencias tiene acceso a base de datos con contacto de familiares.
  • Funciona solo dentro de casa.

Pulsera con tecnología QR

  • Pensado para personas de edad que viven y salen a la calle solas.
  • Se lleva en la muñeca.
  • La pulsera trae un código QR en el que viene información del usuario, su condición médica y el número de contacto de sus familiares.
  • En caso de accidente cualquier ciudadano con un smarthphone tiene acceso al código y puede reportar la emergencia o llamar a los familiares del anciano.
  • Funciona en cualquier lugar con cobertura móvil.

Dispositivo inteligente QMedic

  • Pensado para personas adultas que viven y salen solos, y que pueden tener alguna condición degenerativa como Alzheimer.
  • Dispositivo portátil que se lleva en la muñeca.
  • La pulsera trae un botón para oprimir en caso de emergencia el cual llama a la linea de teleasistencia.
  • Operadora de emergencia tiene acceso a base de datos del usuario.
  • Está diseñado con una tecnología sensorial pasiva que detecta y predice emergencias a través de unos sensores.
  • Monitorea los hábitos de sueño del anciano y calibran su actividad física por lo tanto reconoce cuando el usuario no lleva puesto el dispositivo, cuando no se levanta de la cama o cuando lleva demasiado tiempo fuera de casa. Toda esta información el dispositivo la envía a la central de teleasistencia.
  • Funciona fuera y dentro de casa.

Encuesta de satisfacción con el servicio del botón de teleasistencia

IMG_6373 2

Salomé Beraza, usuaria del servicio de teleasistencia de la Cruz Roja, y su hija Blanca Zabalza. CAMILA DEL VILLAR

CAMILA DEL VILLAR.- Si tiene algún familiar que sea usuario del botón, califique el servicio.

Con Tantaka y Cruz Roja, comparte tu tiempo con las personas mayores

CAMILA DEL VILLAR.- A través de Tantaka (Banco de Tiempo Solidario de la Universidad de Navarra) puedes prestar ayuda a las personas de la tercera edad.

Tantaka funciona como intermediario entre los alumnos que estén interesadas en servir a adultos mayores y la Cruz Roja. El voluntariado consiste en ayudar en la sede de teleasistencia para realizar llamadas de control y atender las llamadas de acompañamiento a personas mayores y de orientación a sus dependientes o cuidadores. Tan simple como mantener conversaciones telefónicas para llevar control del estado de salud y anímico de los adultos mayores. El horario es flexible al del voluntario.

Los interesados pueden rellenar el formulario de Tantaka y en la sección de voluntariado y elegir la opción “Atención telefónica Cruz Roja“.

Cuéntanos tu experiencia al adquirir un botón de teleasistencia

FullSizeRender

Ilustración: DANIELA GUARIN

CAMILA DEL VILLAR.- En este espacio, encontrarás una pregunta acerca del botón. Si eres familiar de un usuario, podrás orientar a aquellos que estén interesados en adquirir el servicio para algún familiar. Participa y comparte tu experiencia.

Hay muchos motivos por los cuales las familias deciden tomar esta ayuda para sus adultos mayores. El botón, por muy pequeño que parezca, representa un alivio y tranquilidad para los familiares, así como también requiere un proceso de adaptación al adulto mayor.

¿Cuándo decidiste que era hora de que tu familiar llevara el botón?, ¿cómo fue el proceso de adaptación?

Comparte tu respuesta con un comentario.

Conoce a Salomé, la protagonista del documental Acompañada

Captura de pantalla 2015-11-10 a la(s) 20.21.26

Salomé Beraza, durante la grabación del documental.

CAMILA DEL VILLAR.- A sus 82 años Salomé Beraza aún recuerda las mañanas en el campo con su padre. Creció y vivió la mayor parte de su vida en los Arcos, a tan solo 60 km de Pamplona. Ahora, la edad, sus complicaciones de salud y una lesión en la pierna no le permiten salir a la calle. Pasa todo el tiempo en casa y sale solo a visitas médicas. Aquellos años dedicados a la vida en el campo y luego a la crianza de los hijos, la llenan de orgullo y de recuerdos que aún mantiene lucidos a pesar de su avanzada edad.

En el 2010 vino a la capital de Navarra porque su esposo tuvo problemas cardiacos y debían realizarle una cirugía de corazón abierto. Los hijos acordaron que sería mejor tener a la pareja cerca por si algo sucedía así que se instalaron en Pamplona. Ese mismo año, su esposo murió y desde entonces Salomé vive sola o mejor, como ella dice: “Sola pero muy bien servida”.  Actualmente, permanece en un apartamento en Barañáin en un sexto piso y con una terraza donde tiene 70 plantas que ella misma cuida. Desde hace cinco años es usuaria del botón de teleasistencia. Por fortuna nunca lo ha tenido que usar pero cada semana espera las llamadas de control.

Salomé mantiene la foto de su esposo en el salón, quien murió en 2010.

Salomé mantiene la foto de su esposo en el salón, quien murió en 2010.

Por las mañana va una chica a ayudarle, “como yo no puedo salir a la calle, ella me trae la compra y también hace la limpieza”, cuenta la usuaria del botón. Salome está encargada de la comida. “Soy muy buena cocinera”, afirma. Aunque sus menús se han limitado a las dietas que le mandan los médicos. “Tengo falta de hierro entonces ahora como cosas que antes no comía y tengo que tomarlas a la fuerza. Hasta he tenido que dejar los dulces que me gustaban tanto” dice Salomé.

Salome tuvo siete hijos: “Unos están muy lejos y desgraciadamente no pueden venir a verme todos los días”.  De los que están en Pamplona, hay uno que la acompaña a comer todos los días. Después de que él se va Salomé hace la siesta y cuando se levanta se distrae con distintas actividades.

Leer es uno de sus formas favoritas de pasar el tiempo. Es más, lo primero que hace al levantase es leer el Diario de Navarra que para las cinco de la mañana ya se lo han dejado en su puerta. Dice que empieza por lo mas importante y luego va a las esquelas.

“Leo las esquelas por si se muere alguien de mi pueblo, hace tiempo que falto de él pero me gusta saber si la gente está bien, soy de los Arcos. Pero poco a poco voy perdiendo la memoria, muchas veces leo el periódico en la mañana y cuando me levanto de la cama me lo tengo que volver a leer porque se me ha olvidado”, dice Salomé.

Aunque no sale de su casa, para ella es importante estar al día con las noticias y saber lo que ocurre fuera . “Estoy enterada de muchas cosas, hay algunas que no me gustan y esas las paso de rifirrafe”. También lee libros que su hijo mayor, un catedrático establecido en Galicia, le envía. “Me regala libro con letra grande y así no tengo que usar la lupa”, dice Salomé.

A pesar de vivir sola, Salomé recibe llamadas y visitas de sus nietos y bisnietos con frecuencia.

A pesar de vivir sola, con frecuencia Salomé recibe llamadas y visitas de sus nietos y bisnietos .

En la noche pasa su hija Blanca a darle la cena y a ayudarle a entrar en la cama. Salomé aún no quiere que sus hijos se queden a dormir con ella. Cuando su marido estuvo grave, los hijos se turnaban para acompañarlos. Pero, según ella: “No quiero darles trabajo hasta que pueda defenderme sola”. Mientras tanto deja el botón siempre sobre la mesa de noche, muy cerca por si acaso.

“Claro, ya estamos en la edad de merecer un descanso. Ya hemos trabajado bastante. Yo con siete hijos y marido y mujer en casa ya tenia con que entretenerme”.

El botón de teleasistencia de la Cruz Roja

<b>La medalla.</b> Los usuarios llevan el botón colgado sobre el pecho para que sea más accesible en caso de emergencia.

La medalla. Los usuarios llevan el botón colgado sobre el pecho para que sea más accesible en caso de emergencia. JAIME CAMACHO

CAMILA DEL VILLAR.- Entre los programas de cuidado y protección a la tercera edad, el Gobierno de Navarra ofrece por medio de la Agencia Navarra Autonomía de las Personas y la Cruz Roja un servicio de teleasistencia las 24 horas del día.  Este va dirigido especialmente a ancianos que viven solos y funciona por medio de un botón, también es conocido como medalla, que el anciano se cuelga en el cuello. Al pulsar el botón un receptor que recibe las señales del botón en la casa del usuario, marca a la línea de SOS Navarra, 112, quien se encargará de asistirles. Además el servicio incluye llamadas periódicas que realizan operadoras para supervisar el bienestar de los ancianos.

La mayoría de usuarios son personas con edad avanzada, con discapacidad, aislamiento social, enfermedad o que se encuentran en situación de riesgo psicosocial o físico. También hay personas más jóvenes que lo llevan porque sufren alguna enfermedad de alto riesgo. Por lo tanto necesitan atención continua. Actualmente, este sistema es usado en 200 mil hogares por adultos mayores en toda España. Este servicio facilita que personas adultas que no viven con familiares puedan permanecer en su propia casa.

La Cruz Roja pone a disposición sus servicios de emergencia (ambulancias, móbiles de emergencias domésticas) y de sus voluntarios y empleados al servicio de la tercera edad. CAMILA DEL VILLAR

La Cruz Roja pone a disposición sus servicios de emergencia (ambulancias y móviles de emergencias domésticas) , a sus voluntarios y empleados al servicio de la tercera edad. CAMILA DEL VILLAR

El tema de este blog y su función de apoyo al documental es importante dado que la tercera edad es una parte importante de la población Navarra y es relevante conocer cómo los servicios de emergencia trabaja para los adultos mayores. También es relevante cubrir el servicio del botón porque a pesar de que existe hace algún tiempo, sería oportuno dar a conocer cómo funciona internamente, qué resultados ha dado hasta ahora y cómo ha impactado la vida de los voluntarios, los beneficiarios y sus familias. Es una oportunidad de dar visibilidad a todos los esfuerzos que hay detrás de este botón.

Pamplona, lugar de oportunidades para la tercera edad

CAMILA DEL VILLAR.- Pamplona y otros pueblos de Navarra se caracterizan por su gran población de habitantes en la tercera edad y por el alto nivel de vida que pueden conseguir en esta zona del país. De acuerdo al último Censo de Población y Vivienda realizado en el 2011, el Instituto de Estadística de Navarra señala que en la comunidad hay más de 100.000 habitantes mayores de 65 años y gran parte de esa población se concentra en Pamplona. Esta alta proporción de adultos mayores requiere que la ciudad esté adecuada para esta generación. Estas comodidades no son solo en su infraestructura, sino también en su oferta de salud, educación y entretenimiento.  Por lo tanto, organizaciones tanto públicas como privadas han diseñado programas por el bienestar de este sector de la población y su participación en la vida cívica.