100 metros

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo contactar con las asociaciones

NAIARA SALAS.-

Calle de Sangüesa, 32, 31005 Pamplona, Navarra

Un día con Rubén

NAIARA SALAS.- Rubén tiene 23 años y ha logrado ser casi autónomo. Poco a poco y con ayuda de sus padres ha conseguido levantarse solo por las mañanas, coger la villavesa solo, llegar al centro ocupacional, e ir a entrenar. Todo ello sin necesidad de que su madre o su padre tengan que acompañarle. A Rubén se le han enseñado lo que tiene que hacer, y  lo hace automáticamente. Por este motivo, hace todo de la misma manera y a la misma hora. Es muy importante para él no cambiar sus hábitos, porque puede desorientarse. Por ejemplo, si llega dos minutos tarde a la parada de la villavesa, y esta se le escapa no sabría qué hacer. Rubén es un chico con unos mecanismos muy marcados.

El día a día de Rubén es muy monótono. Comienza a las 7:40h, ni un minuto más, ni un minuto menos. Se levanta, se ducha, se prepara el Cola Cao, se viste y a las 8:10 sale de casa para coger la villavesa número 7, que le llevará hasta la Chantrea. De ahí tiene que andar unos minutos hasta llegar al centro ocupacional “El Molino”, al que entra a las 9h.

Rubén entrando al centro "El Molino"

Rubén entrando al centro “El Molino”

En el centro, Rubén desempeña varias funciones que cambian según el día de la semana. Algunas de las tareas que realiza son: limpieza de los coches, tanto por fuera como por dentro, jardinería, taller de pintura, cocina, deportes de gimnasio, natación, equinoterapia, etc.

Rubén envasando lencería de Selene

Rubén envasando lencería de Selene

Rubén haciendo jardinería

Rubén haciendo jardinería

A la 13.30h llega la hora de comer. Rubén y sus compañeros terminan sus tareas, se duchan y van al comedor. Después de comer les dejan un rato de ocio para que jueguen. A las 15:00h sale del centro, coge la villavesa y llega a Burlada.

Rubén no tiene mucho tiempo para descansar porque empieza a entrenar a las 17:30h. Esta vez el trayecto es más largo ya que tiene que coger dos villavesas, una de burlada a Príncipe de Viana, y otra de Príncipe de Viana hasta el centro deportivo Larrabide. Entrena desde las 17.30h hasta las 19:00h, los 5 días de la semana.

La temporada pasada Rubén entrenaba tres días a la semana. Este año tiene que esforzarse más. Su meta es ser campeón de España de 100 metro lisos. En estos momentos es subcampeón, y no está a mucha distancia del primero. Pero para conseguir superarle, su entrenadora, Marisa Marcotegui ha reforzado su entrenamiento.

Al terminar de entrenar Rubén prefiere no ducharse en Larrabide y hacerlo en casa. Entonces se pone el chándal por encima de la pantaloneta y con un compañero va hasta la misma parada que le llevará hasta Príncipe de Viana, donde cogerá la número 4 para llegar a Burlada. Al llegar  cada uno va a su casa, dejan las mochilas y quedan a las 20:15h para dar una vuelta hasta la hora de cenar.

Rubén esperando la villavesa para ir a Burlada

Rubén esperando la villavesa para ir a Burlada

A las 21.15h hay toque de queda, Rubén tiene que estar en casa. Después de cenar y ver un poco la televisión hasta las 22.30h, Rubén se va a la cama para coger fuerzas y afrontar con energía el siguiente día.

Beneficios del deporte en discapacitados

NAIARA SALAS.- Practicar deporte tiene varios beneficios en las personas con discapacidad. En el caso de Rubén el deporte le ayudó a canalizar toda la energía que tenía. Ahora el deporte le sigue ayudando. Es en el entrenamiento donde descarga toda esa energía para así llegar a casa relajado y tranquilo.

Una de las recomendaciones que se les hace a las personas que tienen alguna discapacidad es hacer deporte. Uno de los beneficios que aporta tiene que ver con el desarrollo de su capacidad para participar socialmente en la comunidad y relacionarse con los demás. El hecho de participar en un deporte de equipo, sentirse parte de un grupo y relacionarse con los compañeros, les ayuda a aumentar su autoestima y sentirse importantes. Este proceso de integración en el ámbito del ocio sirve para que apliquen lo aprendido en el juego a su vida diaria.

Es importante que esa integración se produzca en grupos normalizados, es decir, no hacer “grupos especiales”, o clubs deportivos para personas discapacitadas, sino integrarlas en la sociedad. Por ejemplo, Rubén entrena con un grupo de chicos sin ninguna discapacidad y su entrenadora es la misma que para el resto del grupo.

 

Rubén entrenando con sus compañeros

Rubén entrenando con sus compañeros

 

Otro beneficio del deporte es que ayuda a desarrollar habilidades útiles para la vida diaria. Es decir, el deporte obliga a adquirir unas normas de comportamiento con el grupo, unas disciplinas que se van a aplicar a las normas de la sociedad. El deporte hace que te propongas unas metas, unos objetivos, de esta manera ayuda a saber las limitaciones de cada persona y autoregularse. Si es cierto que esto no ocurre solo en personas con discapacidad, ya que todas las personas deben saber cuáles son sus limitaciones. Otra de las ayudas que aporta es el desarrollo de la autonomía personal. Ayuda a tomar decisiones por uno mismo y tomar la iniciativa en los nuevos retos.

Rubén concentrado para escuchar la salida

Rubén concentrado para escuchar la salida

No obstante, los beneficios no solo son psicológicos, también mejora las capacidades físicas. Mejora el equilibro, el tono muscular, la atención, prevención de contracturas, coordinación y favorece el trabajo cardio respiratorio.

¿A ti también te ha ayudado el deporte?, ¿cuéntanos en qué?

 

María Cortés Cerro, madre de Rubén: “El atletismo le ayuda a estar mucho más calmado”

  • “Para nosotros es nuestra satisfacción y siempre estaremos apoyándole al pie del cañón”
  • “ Él es muy autónomo, nos ha costado mucho conseguir toda esa autonomía, pero ha sido un gran logro, tanto para nosotros, como para él”
  • “Es para mí una orgullo verle todos los días venir a entrenar, ver que está contento, que lucha por mejorar y que lo hace”
  • “Me imagino que algún día sí logrará ser campeón de España. Con el tiempo, un poco más de sacrificio y esfuerzo lo conseguirá”

 

María Cortés Cerro, madre de Rubén

María Cortés Cerro, madre de Rubén

 

NAIARA SALAS.-

– ¿Cuándo comenzó Rubén el atletismo?

Rubén empezó desde muy pequeño. En el centro nos dijeron que ese nerviosismo que tenía había que canalizarlo de alguna manera y optamos por la natación y el atletismo. No obstante, la natación tuvo que dejarla porque con el atletismo no le quedaba mucho tiempo libre, y pensamos que tanto deporte tampoco era bueno para él.

 

¿Cómo es el día a día de Rubén?

 El día a día de Rubén es muy monótono, se levanta solo, desayuna, se viste, coge la villavesa, va al centro El Molino y los días que tiene entrenamiento va hasta Larrabide, que es donde entrena. Él es muy autónomo, nos ha costado mucho conseguir toda esa autonomía, pero gracias a Dios lo hemos conseguido y ha sido un gran logro, tanto para nosotros, como para él.

 

– Ha sido capaz de mejorar y llegar a ser casi autónomo. ¿Para ello Rubén debe ser muy responsable?

Si, Rubén es muy responsable. Además es muy consciente de todo lo que conlleva el estar en un centro ocupacional y tener que coger villavesas que no se le escapen, los horarios, etc. Pero lo lleva todo muy bien organizado, teniendo en cuenta que es una persona discapacitada.

 

– ¿En qué estáis más involucrados en su evolución en el atletismo o en el trabajo que realiza en El Molino?

En relación con El Molino, si hay alguna reunión para ver la evolución de Rubén o el cambio en las actividades, acudimos al centro. A la hora de las competiciones, yo suelo ir de voluntaria con ellos como monitora y me encargo de organizar las salidas, los entrenamientos que tienen que hacer antes de las competiciones. Los chicos nos ayudan mucho, se portan muy bien, y es un trabajo muy agradable, yo lo hago muy a gusto.

 

– ¿Qué le aporta el atletismo a Rubén?

 El atletismo le ayuda a estar mucho más calmado, se relaja mucho cuando viene después de entrenar, y por la noche está mucho más tranquilo. Se suele poner nervioso alguna vez como cualquier otra persona, pero se le ve mucho mejor y más sereno viniendo a atletismo.

 

¿Qué sientes cuando ves a Rubén compitiendo y ganando tantos premios?

 Nunca me imaginé que iba a lograr todo lo que ha logrado. Es para mí una satisfacción verle todos los días venir a entrenar, ver que está contento, que lucha por mejorar, bajar tiempos, y que lo hace. Para mí y para él es una gran recompensa. Estoy muy orgullosa, veo que él está contento y para mí eso es muy importante.

 

– Después de todo lo que ha conseguido, ¿crees que llegará a conseguir su objetivo, ser campeón de España?

 Me imagino que algún día sí logrará ser campeón de España. A él le gustaría muchísimo y creo que con el tiempo y un poco más de sacrificio y esfuerzo lo conseguirá. Rubén es muy buen deportista, y sabe que si lo consigue, será una gran alegría, y sino habrá que intentarlo el año que viene. Para nosotros es nuestra satisfacción y siempre estaremos apoyándole al pie del cañón.

 

 

 

¿Quién es Rubén?

ficha de Rubén

NAIARA SALAS.- Rubén Pascual tiene 23 años, es de Burlada y vive con sus padres y con su hermano David. Rubén nació con una pequeña discapacidad intelectual. En un primer momento, las noticias no fueron nada alentadoras. Lo más probable era que Rubén  tardase mucho más tiempo en desarrollar las capacidades psicomotrices. Además de no tener autonomía y depender siempre de otra persona.

Con mucho esfuerzo por parte de los padres, de Rubén y con ayuda también de sus profesores, consiguió empezar a hablar, con un poco más de dificultad, a la misma edad que un niño no discapacitado. De los 3 años a los 12 estudió en el colegio público Hilarión Eslava de Burlada, un colegio para niños no discapacitados, pero que cuenta con profesorado de Educación Especial.

“Al poco tiempo de entrar al colegio, Rubén dio un cambio brutal. Pasó de ser un niño tranquilo a ser una guindilla”, este fue el cambio que, en palabras de su madre, dio Rubén. Se volvió demasiado inquieto y ante ese nerviosismo les aconsejaron desde el colegio intentar canalizar esa hiperactividad en el deporte.

 

Rubén

Rubén

A la edad de 12 años entró al centro especializado El Molino, y es aquí donde empezaron los cambios y la rápida evolución de Rubén.

Comenzó haciendo natación, y desde un primer momento le gustó. No solo le gustó sino que se le daba bien. En su primera competición (a nivel de navarra), quedó el primero. Más tarde se apunto a hípica. Ha participado en dos competiciones, en una de ellas ganó medalla de plata, y en la otra de bronce. A los 7 años se apunto a atletismo  y desde entonces no ha parado de ganar medallas. En estos momentos ha ganado muchas competiciones, pero las medallas más importantes que tiene hasta el momento son: las tres medallas de subcampeón de España en 100 metros lisos y la medalla de plata a nivel europeo.

María y Luis, sus padres, se dieron cuenta que habían dado con la clave, a Rubén le encantaba el deporte y además no había deporte que se le diese mal.

Pero por si el atletismo fuera poco, dos veces al año la fundación Ciganda Ferrer les llevan a esquiar, y los mejores participan en la competición. Rubén no entrena, solo hace esquí esas dos veces al año. Pero le basta para haber ganado las tres últimas competiciones de esquí de fondo. Ahora es campeón de España de esquí por tres años consecutivos, y si se mantiene en ese puesto podrá ir a los próximos Juegos Paralímpicos. Los próximos son los de Rio 2016, no obstante, Rubén tendría que esperar a los de 2020, debido a la edad.

Rubén compitiendo en Candanchú en 2013. LUIS MIGUÉL PASUCAL

Rubén compitiendo en Belagua en 2013. LUIS MIGUÉL PASUCAL

La evolución de Rubén ha sido muy grande, y a ello ha contribuido el deporte. En estos momentos es un chico de 23 años, que ha conseguido una autonomía que jamás hubiesen pensado hace unos años. Es cierto que tiene sus limitaciones por ser un chico discapacitado, pero Rubén se levanta solo, desayuna solo, va solo al centro, a entrenar, y sale con sus amigos por las tardes como cualquier chico de su edad.

Ahora tiene un nuevo reto, llegar a ser campeón de España en 100 metros lisos.

 

Fundación Ciganda Ferrer

NAIARA SALAS.- La Fundación Ciganda Ferrer  es una entidad privada sin ánimo de lucro cuyo trabajo está destinado a atender  y ayudar a personas con discapacidad intelectual. El objetivo es que logren un desarrollo personal y su integración en la sociedad. El Molino posee dos centros, el centro educativo y el centro ocupacional.

 

Edificio del centro educativo El Molino

Edificio del centro educativo El Molino. CENTROS EL MOLINO

El centro educativo (Colegio de Educación Especial “El Molino”)  abarca edades desde los 3 a los 22 años, y acuden a él 53 alumnos. Es una etapa educativa y concertada con el Gobierno de Navarra. En el centro se imparte infantil, el equivalente a primaria, que es la educación básica obligatoria, PCPI y el programa de tránsito a la vida adulta.

El centro ocupacional (Centro de Capacitación Laboral Especial “El Molino”) es una etapa no educativa que tiene el apoyo de Bienestar Social, y en el que  participan 26 personas. En el centro ocupacional tiene mucha importancia las habilidades adaptativas, como actividades para la expresividad, expresión artística, habilidades instrumentales, etc. Y las actividades ocupacionales, como jardinería, taller, limpieza de coches y cocina, entre otras.

También posee el Centro de Orientación Familiar, que se encarga de orientar a aquellas personas que tienen familiares con discapacidad intelectual, sobre los temas de su interés. En este momento acuden 85 familias.

 

¿Quieres formar parte de alguno de estos centros?, ponte en contacto con el centro “El Molino”. Ellos te dirán qué hacer.

Entrevista a Marisa Marcotegui, entrenadora de atletismo

Marisa Marcotegui, entrenadora de atletismo

 

NAIARA SALAS.- Marisa Marcotegui es la entrenadora de Rubén desde hace 8 años, y le ha ayudado mucho en su evolución. Ahora Rubén se encuentra en su mejor momento como atleta, ya que es por 3 años consecutivos subcampeón de España en 100 metros lisos. ¿Su próximo reto?, ser el mejor de España. Le queda muy poco para conseguirlo, y para ello su entrenadora ha decidido ponerle a entrenar cinco días a la semana y con chicos no discapacitados.

 

Fotogalería: Los premios de Rubén


NAIARA SALAS.- Rubén es un ejemplo de superación personal. Desde los 7 años no ha parado de correr, ganar competiciones de atletismo y recibir numerosos premios. Ahora es subcampeón de España en 100 metros lisos. Su próxima meta es ser campeón de España.