Visto en la red

MARÍA GUERENDIAIN.- A veces puede resultar complicado imaginar hasta qué punto un animal, o en este caso un perro, ayuda en la vida de una persona. Lo que hasta ahora hemos hecho ha sido contar historias, aunque concretas, de cómo estos Labrador Retriever ayudan en el día a día de Ibon y Ander. Pero, ¿quieres ver qué imágenes se mueven en la red? Lo que viene a continuación es un vídeo viral que arrasó en internet, en el que se puede ver cómo un perro intenta por todos sus medios que una joven adolescente no se autogolpee.

Se trata de Danielle Jacobs, una estadounidense de 24 años que padece Síndrome de Asperger, un trastorno dentro del autismo. Ella misma decidió subir a YouTube este vídeo en el que muestra cómo Samson, su perro de raza rottweiler, se esfuerza por aliviarle de esta tristeza.

Esta es la descripción que Danielle Jacobs hizo para el vídeo:

“Así es tener Asperger. Por favor, no dejen comentarios negativos, para mí es difícil abrirme y mostrar cómo es mi día a día. Esto es lo que se considera una crisis. Y sí, Samson está alerta… lo he entrenado para estar alerta ante episodios depresivos, no tanto para evitar autolesiones, pero aún así lo hizo”. 

Su motivación responde al nombre de Kima

MARÍA GUERENDIAIN.- Kima es otra de las protagonistas de la vida de un niño con Síndrome de Down, la de Ander. Con tan sólo 7 años y natural de Vitoria, junto a sus padres Raúl y Susana no dudan en desplazarse a Alsasua para que pueda superarse a sí mismo. ¿Cómo lo consiguen? Realizando Terapias Asistidas con Animales junto a Kima, una joven Labrador Retriever de color negro.

¿Cuándo comenzaron con la Terapia Asistida con Animales?

Empezamos en junio de este año. Antes del verano hicimos tres sesiones y a partir de septiembre las retomamos. Conocimos Bocalán Biak Bat gracias a un logopeda, que nos informó de sus actividades como opción para afrontar las dificultades de lenguaje y comunicación que sufre Ander. Además, como le encantan los animales y en especial los perros, creímos que podía ser una manera de que se esforzase para hablar con ellos.

¿Qué beneficios está teniendo?

Estamos muy contentos porque hemos visto muchos avances. “Kima” ya lo dice perfectamente, “azul” también. Sabe decirle que se siente, que le siga, que se tumbe… Todavía no dice frases sino sólo palabras sueltas, pero para nosotros eso ya es un logro. Lo bueno de la terapia es que mientras Ander y Kima juegan, él está aprendiendo sin darse cuenta. Para Ander es un premio ir a Bocalán para estar con la perrita.

¿Qué otros ejercicios realizan?

También en el tema logopédico se centran en el soplido mediante un circuito con tubos. Lo que tiene que conseguir Ander es, mediante el soplido, hacerle llegar la bolita de pienso a Kima, que se encuentra al final de las tuberías esperando la comida. Otro de los aspectos que trabajan es la relajación. Ander es un niño muy movido y se calma tumbándose y apoyando su cabeza en el lomo de la perra.

¿Qué han supuesto para la familia estos avances?

Estamos muy contentos porque el esfuerzo que está realizando Ander es muy grande. El problema que teníamos antes, y que estamos solucionando gracias a Kima, es que a diferencia de las personas los perros no juzgan. Si pronuncia mal una palabra ella no le dice “Ander, está mal”. Entonces la actitud que tiene es de repetir y repetir la palabra hasta que Kima responde ante esa orden. Lo que nos pasaba antes era que se frustraba y dejaba de hablar.

Entonces, ¿cómo se relacionaban con él?

Estaba tan frustrado que tuvimos que buscar una solución para poder comunicarnos. Optamos por el lenguaje de signos porque si no todo era muy complicado. Imagínate no poder comunicarte con tu hijo… Ahora lo que intentamos potenciar es que, a la vez que dice la palabra, siga haciendo los gestos. De esta manera usamos ambas formas del lenguaje simultáneamente.

Volvo, el compañero de Ibon

MARÍA GUERENDIAIN.- Ibon es un niño bilbaíno de tan sólo 8 años que, a diferencia del resto de chicos de su edad, tiene un Perro de Asistencia. Padece el Síndrome de Sotos, una enfermedad englobada en las denominadas “raras o minoritarias”, que consiste en un sobrecrecimiento cerebral, aunque lleva también una sintomatología asociada como puede ser un desarrollo anómalo de los huesos, deficiencias en el tono muscular y problemas con el aprendizaje o el lenguaje.

Cari, su madre, nos acerca un poco más hasta su historia, compartida con un Labrador Retriever llamado Volvo.

¿Cómo conocieron la Asociación Bocalán Biak Bat?

Fue hace dos años y medio, gracias a un email que nos mandaron desde la Federación de Enfermedades Raras. En él nos explicaban que Bocalán, junto con la Fundación Carrefour, sorteaba en toda España once Perros de Asistencia para niños que padeciesen enfermedades raras.

¿Y cómo le ayuda Volvo a Ibon?

Sobre todo a nivel afectivo, aunque también en la estimulación y como terapia de rehabilitación. Como Ibon tiene dificultades para levantar los brazos lo que trabajamos es conseguir, mediante un palo, que los suba para que Volvo salte y lo recoja. Pero por ahora lo que nosotros intentamos es que Ibon se mueva lo máximo posible. No es que evitemos que Volvo haga sus labores porque le quita los calcetines, le acerca el mando de la tele… pero lo que intentamos es no fomentarlo. Más que ayudarle a nivel de asistencia que en realidad es su función lo que conseguimos con él son otras facetas que ahora mismo son esenciales para el niño. Además a Ibon le encanta porque mientras están trabajando también están jugando.

¿Qué beneficios ha supuesto Volvo?

Todavía es muy pequeño, y supongo que conforme pasen los años y vaya teniendo más dificultades le ayudará de otra manera. Pero algo que cambió gracias a Volvo fue el miedo que tenía hacia los animales. Antes veía a un perro y le daba ansiedad. Pero sin embargo, desde la primera sesión de acoplamiento que realizamos con Gara se le quitaron esas fobias. De la misma manera, antes Ibon era incapaz de dormir solo en su cuarto y ahora duerme con Volvo a su lado y apenas tiene problemas de sueño.

¿Ha vivido Ibon algún momento significativo con el perro?

Cuando Ibon tuvo su primera operación en el Hospital Niño Jesús de Madrid no nos dejaron entrar con Volvo. Pero sin embargo, en una operación a la que tuvo que someterse en el Hospital San Juan de Dios de Bilbao pudimos entrar con Volvo a la habitación. Cuando le subieron del quirófano el perro saltó encima de la camilla. En cuanto Ibon abrió los ojos lo primero que hizo fue buscarle, y la verdad que fue algo precioso.

El Labrador Retriever como referente

MARÍA GUERENDIAIN.- Aunque el Perro de Asistencia o de Terapia Asistida con Animales no requiere que obligatoriamente sea un Labrador Retriever, es evidente que esta raza canina posee unas características que favorecen al adiestramiento y la disposición de los ejercicios que se realizan.

Los puntos más importantes son los siguientes:

  • Son perros que adoran el juego, la atención, la comida… Por lo que estos rasgos les hacen perfectos para trabajar a través del refuerzo positivo, lo que consigue fomentar su motivación.
  • Su tamaño es perfecto. Son lo suficientemente grandes como para ayudar a una persona abriendo puertas, pulsando los interruptores de la luz o evitando que un niño con autismo se escape. De la misma manera, su tamaño no es demasiado grande como para que el perro resulte molesto en los espacios públicos.
  • Sensibilidad corporal y mental. Saben actuar en situaciones cotidianas sin mostrar cobardía.
  • Habilidad del cobro. Esta raza fue criada para la caza de aves, por lo que debían recuperar las especies que habían muerto y entregárselas al cazador. Por ese motivo siguen y recogen los objetos de forma natural.
  • Poseen lo que se denomina una boca blanda. Esa misma tarea consiguió que los Labrador Retriever posean la habilidad de portar objetos sin romperlos, porque lo hacen con gran suavidad.
Ocker es un Labrador Retriever de cuatro años de edad y de color negro

Ocker, un Labrador Retriever de cuatro años de edad. MARÍA GUERENDIAIN

Gara Maquirriain: “Ver avances en los niños con autismo es enriquecedor”

MARÍA GUERENDIAIN.- Gara Maquirriain es Instructora de Perros de Asistencia de Bocalán Biak Bat. Se encarga de la selección, el entrenamiento y todo el proceso de un Perro de Asistencia. Está licenciada en Psicología especializada en el trabajo con niños con dificultades en su desarrollo y también titulada en el Máster en intervención del análisis aplicado del comportamiento (ABA) con personas con trastorno del desarrollo.

Aunque realmente no tiene apenas secuelas, padece parálisis cerebral. Asegura que posiblemente haya sido eso lo que le haga estar más enganchada al mundo de la discapacidad.

Garaxi Maquirriain, trabajadora de Bocalán Biak Bat.

Garaxi Maquirriain, trabajadora de Bocalán Biak Bat. MARÍA GUERENDIAIN

¿Cuándo decides empezar a dedicarte a esto?

Empecé en Bocalán Madrid en 2011. Pero fue por casualidad, porque yo estudié psicología y trabajaba con niños con autismo. Un día un compañero de facultad vino a clase con un perro porque estaba haciendo unos cursos de Bocalán y me llamó la atención. Fui para probar y, aunque no era mi objetivo,  me quedé. Empecé por hacer algo diferente pero me gustó tanto que ya no he salido de ahí.

¿Cuál es el proceso de selección de un perro?

Existen dos vías. La primera opción, y la más habitual, es que el perro nazca en el criadero que tenemos en Bocalán Madrid. A los dos meses pasaría a vivir con una familia de acogida que lo cuidaría hasta que tuviese aproximadamente un año. Después volvería a la Asociación y empezaría a ser entrenado. La otra forma sería adoptar un perro de una protectora, como el que estamos entrenando ahora mismo. En realidad no es mejor una opción que otra, porque lo importante es la base del carácter que tenga el animal. Hay que tener en cuenta que va a estar expuesto a un montón de estímulos (en un Centro Comercial, con niños corriendo y gritando alrededor…) y lo tienen que saber tolerar.

¿Cómo se le empieza a entrenar?

Cuando el perro llega a la Fundación Bocalán todavía no se sabe qué tipo de función desempeñará en el futuro. El primer paso es asegurarnos de que tiene unos hábitos, y que por ejemplo no roba la comida de la mesa ni se abalanza cuando caminas por la calle. Cuando ya se tiene la obediencia aprendida se pasa a entrenar las diferentes habilidades; encender y apagar la luz, abrir cajones, llevar cosas… Pero hay que tener en cuenta que cada situación requiere un aprendizaje determinado. Los perros tienen problemas para generalizar, así que hay que enseñarles por separado a recoger unas llaves que se han caído al suelo o a que traiga las zapatillas cuando te levantas de la cama. Aunque el acto de recoger sea el mismo en los dos casos, para ellos son habilidades diferentes.

Desde un punto de vista más personal, ¿qué supone para ti un entrenamiento?

A mí me gusta mucho entrenar a los perros, pero el proceso de acoplamiento es algo que hay que ver. El primer día ves a las personas con sus miedos, pensando que no saben si van a poder… y al perro le ocurre exactamente igual. Al principio es complicado porque no se entienden, pero conforme van pasando las semanas y se empiezan a generar esos pequeños indicios de relación, es muy bonito. Me encanta cuando comienzan a conseguir cosas en el acoplamiento. Pero sobre todo, cuando hago los seguimientos y les veo desenvolviéndose en su día a día, consiguen hacerme feliz para todo lo que queda de año.

Josune Azpiroz: “El papel de la persona que quiera tener un Perro de Asistencia debe ser proactivo”

MARÍA GUERENDIAIN.- Josune Azpiroz es psicóloga de Bocalán Biak Bat y se encarga de la coordinación de los diferentes proyectos sociales que lleva a cabo la Asociación.

¿Qué tipos de Perro de Asistencia existen?

 

¿Cuál es su identificativo?

 

¿Qué proceso se sigue antes de entregar un Perro de Asistencia?

 

¿El usuario debe pagar por el perro?

 

¿Ha habido algún caso remarcable?

¿Qué es Bocalán Biak Bat?

MARÍA GUERENDIAIN.- Bocalán Biak Bat es la delegación de Navarra y País Vasco de la Fundación Bocalán. Surgió en el año 2011 en Alsasua y tiene como objetivo favorecer la integración de personas con discapacidad mediante animales.

Se dedican al entrenamiento para la entrega de Perros de Asistencia para personas con discapacidad física y también realizan Terapias Asistidas con Animales (TAA) para colectivos con discapacidad o personas en situación de riesgo de exclusión social.

En Navarra sobre todo se dedican a trastornos como el autismo, la discapacidad física y a proyectos como la detección de hipoglucemias en personas con diabetes, pero en el ámbito internacional la Fundación también tiene un enfoque en el tratamiento de los abusos sexuales en la infancia.

¿Quieres conocerles más? ¡Aguja te lo cuenta!

Aguja, Labrador Retriever de color blanco

Aguja, una Labrador Retriever de dos años que trabaja en Bocalán Biak Bat. MARÍA GUERENDIAIN

Contacto:

Josune Azpiroz Imaz

646123768

bocalanbiakbat@gmail.com

Calle A, 12, Polígono Isasia,

31800 Alsasua, Navarra